Si sí, este artículo habla de la conjunción del vino Mauro con gaseosa Pousada.

Todas las Navidades invito a cenar a mis suegros,  es una forma de agradecerle todo lo que hacen por mi y mis hijos durante todo el año. Por eso, preparo los platos que sé que más le gustan a cada uno y pongo en la mesa, todo lo que creo que agradará a sus paladares.

El año pasado llegó mi mujer con una botella a casa que le regalaron y me dijo: «toma esta botella, me la acaban de dar en el trabajo; le regalaron una caja a mi jefe.  Venía en una caja de madera muy chula juto a otras dos. Pero al abrir la caja menuda decepción, un vino corrientucho ni rioja, ni ribera del Duero y ni siquiera crianza, un simple cosecha, además ni denominación tiene. Tanta caja para un vino de un par de euros.»

vino mauro

Cuando la sacó del bolso era un vino Mauro cosecha 2009 me sorprendí y le dije, «nena trae pa ca» que esto es oro en paño.  Nunca lo había probado y tenía en mis manos, lo que algunos consideran uno de los mejores vinos de España.

Pero… para mis suegros lo mejor de lo mejor.

Pues eso, la guardé para el día de Nochebuena (ya va a hacer un año) y mi mujer me aconsejó  «déjalo para otro día, sabes que mis padres no lo van a apreciar»

Por supuesto no hice caso y después del marisco y una botella de Albariño Gundián, me preparo a servir el Mauro acompañado de un cordero al horno con patatas panadera.

Una vez las copas estaban llenas y el cordero en la mesa, analizo el vino, lo huelo, lo miro y remiro y lo pruebo, disfruto y salen las palabras mágicas de la boca de mi suegra, «nena anda, pásame la gaseosa».  Mi mujer me mira como diciendo, ya te lo dije. Y yo, lleno de razón y placer le paso la gaseosa a mi suegra mientras disfruto de un vino excepcional.

Mi mujer un poco violenta le dice «MAMAAAA este vino no se toma con gaseosa». Como un caballero, suelto la frase que suelto todos los años en Nochebuena, cuando sirvo uno de mis mejores vinos  «cariño, si un vino malo mejora con gaseosa, un vino bueno tiene que ser la hostia».

Mientras, disfruto de un caldo excepcional en mi copa, cargado de sabor a vino que te evade de cualquier situación y te centra en el placer de disfrutarlo.

Pero resumiendo…. para mis invitados quiero lo mejor, aunque sea un vino Mauro con gaseosa.

 

Bodegas Mauro si os llega a vuestros oídos enviadme una cajita de tres y yo le enseño a mi suegra a disfrutar de este vino, solo y sin gaseosa.

0/5 (0 Reviews)