TurÍsmo gastronómico, Restaurante, platos tipicos

Qué tipos de vino maridan con pizza y una receta de Focaccia

La pizza puede parecer una comida rápida informal. Pero como todo en el mundo existen muchos niveles. Da la sensación de que la pizza se toma con Coca-Cola y no es verdad. Hay pizzas que merecen vino y un buen vino para degustarlas. Pizzas que se hacen con ingredientes naturales y de calidad, en hornos preparados para sacar el mejor partido de este manjar. Hornos de leña o caseros a los que les puedes añadir una piedra para hornearlas y disfrutar de su mejor sabor. Si buscas utensilios para hacer buenas pizzas te recomiendo qué visites solopizza.pro como su nombre indica una web dedicada a este mundo tan espectacular.

¿Qué vinos maridan con pizza.?

Gran pregunta, siempre pensamos que los vinos tintos son los que van mejor con la pizza, pero no siempre es así. depende sobre todo de los ingredientes. Si nos encontramos con pizzas contundentes, de carne, jamón, bacon, etc. Debemos tomarlas con un tinto ligero, como mucho un roble de denominaciones que no tengan gran potencia de sabor, ni demasiada astringencia tipo Toro.

Si nos encontramos con una pizza de atún, salmón, verduras, quesos suaves, podemos decantarnos por un blanco afrutado, sedoso y amable, tipo albariño o Godello, o también un Rueda con los que conseguiremos, sacar matices positivos tanto a nuestro vino como a la pizza.

Pero también los espumosos son ideales para maridar con pizza, pizzas básicas como la margarita, pizzas con gambas o las pizzas vegetales sumas resultonas con este tipo de vino. Aquí evidentemente os recomiendo un lambrusco, nos vamos hacia Italia, pero si queremos un vino español un cava en cualquiera de los espumosos Gallegos seguro que no le hacen sombra a este lambrusco y acompañarán este tipo de pizzas más suaves perfectamente.

 

Hoy tocó Focaccia para cenar y más o menos los vinos que maridan con la Focaccia son los mismos que he hablado anteriormente para la pizza y aprovecho el artículo para dejaros una recta de la hermana pequeña de la Pizza.

Para hacerla, se siguen los pasos de la masa de chapata que ya comentamos aquí. Cuando fermenta las dos horas fuera de la nevera,  se pasa directamente a papel de horno, y ahí se trabaja.

Yo la unté bien con un aceite de albahaca (albahaca fresca + ajo + sal + aceituna negra) clavando bien los dedos para que se impregne por dentro. Dejé reposar 5 minutos, y repetí el proceso. Justo antes de ir al horno, añadí los tomates cherri y unas olivas negras enteras por arriba. Espolvoreé orégano, y pa dentro. 15 minutos a 240 pulverizando con agua cada poco para que crezca bien, y después otros 15 minutos a 200.

Para ser la primera vez que la hacía, quedó perfecta.
Es una mezcla entre un pizza y un bocata con una masa de pan de chapata, pero al estar todo impregnado de aceite aromático, le da un toque muy fresco. Para acompañar, que mejor que un botella de Lambrusco bien fría…  (o como dije antes un Espumoso Gallego)

Otro día probaré con beicon, champiñones, calabacín, mozarella, etc…

 

facaccia

harina de garbanzo

2 recetas sencillas con la harina de garbanzo.

Hoy quiero presentar un producto que acabo de descubrir, la harina de garbanzo bio sin gluten, una harina con la que se puede preparar cientos de platos.

Estamos acostumbrados en nuestras cocinas a tener harina de trigo, integramos en nuestra despensa diferentes tipos de harina del mismo cereal y nos olvidamos de que existen muchas harinas creadas a partir de otros productos. Como las harinas de centeno, cebada, avena, arroz…. pero también, podemos encontrar harinas de frutos secos y de legumbres. Cómo harinas de garbanzos, lentejas, habas.

Este tipo de harinas de legumbres son ideales para ciertos regímenes o estilos de alimentación y además de ser saludables están muy buenas. Con estas harinas podemos preparar casi todas las recetas que preparamos con la harina de trigo, aportando un sabor un poco especial a nuestros platos.

Concretamente os traigo dos recetas muy sencillas con harina de garbanzo bio sin gluten, ya que es un producto te puede consumir prácticamente cualquier persona.

Para empezar quiero comentaros que la harina garbanzo es simplemente la legumbre seca y posteriormente molida. Encontramos en el mercado diferentes texturas o diferentes grosores, con los que podemos hacer desde pasteles rebozados y darle cualquier uso que se le puede dar a la harina de trigo normal.

Crepes salados de harina de garbanzos:

INGREDIENTES:
Harina de garbanzo 200 g
Agua 450 ml
Aceite de oliva virgen extra 25 ml
Sal una pizca.

Es tan sencillo cómo mezclar todos los ingredientes con una varilla, hasta que no queden grumos, la pasta debe quedar bastante líquida y es importante dejarla reposar unos 30 minutos.
Posteriormente en una sartén engrasada con aceite de oliva, vertemos una pequeña cantidad de la pasta, giramos la sartén para extenderla homogéneamente, teniendo cuidado que la cantidad sea la correcta para hacer un crepe muy fino.

Estos crepes los puedes guardar durante días y utilizar posteriormente rellenando los de lo que más te guste, aguacate, cebolla, tomate, pimiento, salmón, queso fresco. Tiene un sabor peculiar divertido y diferente. Seguro que a tus niños le gustan.

 

Unas de las recetas más típicas que se hacen con este producto es el falafel y el humus, son recetas que seguro que estáis hartos de conocerlas y verlas por internet. Por eso pretendo hacer hoy una receta especial para veganos.

Hamburguesa de harina de garbanzos.

INGREDIENTES:
Harina de garbanzo 400 g

Un diente de ajo
Un cebolla picada previamente sofrita
Una zanahoria muy picada y sofrita con la Cebolla
Perejil
Comino
Orégano
Agua
Aceite de oliva virgen extra 25 ml
Sal una pizca.

Picamos la cebolla y la zanahoria lo máximo que podamos, las sofreímos y la añadimos junto al el diente de ajo también picado y el perejil, añadimos las especias que más nos gusten, en este caso os recomiendo comino y orégano, masamos todo con un poquito de caldo o agua y un poquito de aceite. La idea es que nos quede una pasta consistente, con las que vamos a hacer nuestras hamburguesas.
Cogemos una porción moldeamos con la mano y le damos forma de hamburguesa. Podemos freírla o hacerla a la plancha. Pilla dos rebanadas de pan, llénalas de lo que más te guste y en medio pon esta burguesa, rica rica no lo siguiente. Tus comensales no se darán ni cuenta que están comiendo una hamburguesa vegetal.

Como ves estás dos recetas con harina de garbanzo son muy simples y sencillas, pero saludables y llenas de sabor espero que las disfrutes.

tarta con chocolate para reposteria

Maridar postres de chocolate o queso con vino.

Maridar con postres es todo un arte, hay aspectos que deben ser tomados en cuenta en el momento que quieras elegir el vino más apropiado y las condiciones en las cuales realizas ese maridaje. El vino marida muy bien con el queso y el chocolate y por que no con un queso elaborado o con los chocolates para repostería de una tarta, una mouse, o un coulant.

Los vinos ácidos son ideales para todo tipo de postres que se caracterizan por ser frescos, de la misma manera en que los vinos que son más intensos, son tu mejor opción cuando se trata de maridar con los postres que se caracterizan por tener más cuerpo y sabor más intenso. Ahora bien, si estás buscando el vino ideal para esos postres en los cuales quieres que resalte el sabor dulce, nada es mejor que un vino ligeramente dulce, porque tendrás la correlación ideal entre el dulzor de tu postre, con la densidad del mismo y será, de ese modo, fijado el sabor al que quieres darle preponderancia.

Para dulces que tienen frutas en una concentración importante de su composición, nada es mejor que valerte de ese vino puede bien resaltar el frescor, o el dulzor de tu fruta. Usualmente mientras más seco y ácido sea tu vino, mejor es para tu postre.

En el caso de un postre de chocolate, lo mejor es que tu vino sea tinto y con un dulce muy particular, preferiblemente de un dulzor que sea moderado.

Si el dulce es cremoso, como los pasteles de queso, lo mejor es valerte de un vino ligero, con el cual en tu dulce resalte la frescura y el dulzor pero sin que llegue a ser excesivo.

 

 

El maridaje de vinos con tarta de queso es algo que ha constituido toda una innovación recientemente. El maridaje de vinos con tartas de queso ha sido de los sabores que han venido a ocupar mesas en ocasiones especiales y especialmente, en el día de San Valentín, para el cual es conveniente ir pensando en qué puede ser ideal para esa persona que es tan especial en tu vida.
Lo mejor es que uses un vino más bien ligero, que no sea muy dulce, porque podría llegar a opacar el sabor de la tarta, ni tan ácido porque podría llegar a hacerlo muy simple y con ello, podría perderse entonces la esencia de tu tarta. Un vino tinto es una buena opción o incluso, si quieres, un vino que sea ligeramente seco o ácido (pero solo ligeramente, no te entusiasmes), con lo que el dulce de tu tarta, podrá equilibrarse con el vino.

 

El vino rosado seco también es buena idea porque con él, podrás disfrutar y aprovechar al máximo el dulce de tu tarta de queso, o bien vinos que se caracterizan por tener un color amarillento, con aroma de frutas, o bien de mieles, orejones o pasas. Si bien son vinos ligeramente dulces, son excelentes para maridar tu tarta favorita porque con él, aprovechas al máximo y armonizas muy bien cada detalle, para que el frescor y el dulzor se equilibren en cada bocado

Comprar vino para una cena ¿tinto o blanco?

Tengo que reconocer que me paso un poco en mis alternativas cuando voy a regalar algo.  El 90% de las veces que hago un regalo a alguien conocido o desconocido es vino, o una botella o lotes y cajas de vinos para regalo.  Descarto niños recién nacidos y en ocasiones a menores de 18 años. Y digo en ocasiones por que a mis hijos les regalé una botella de oporto cuando cumplieron 16 años, con el objetivo que las guardarán para cuando nacieran sus hijos.

Lo que siempre tengo claro es que si un día tengo o me invitan a una cena especial, lo primero que hago es comprar vino para la ocasión. Sólo el hecho de acercarme a una vinoteca o un super para ver nuevos o conocidos vinos ya me hace el día mas alegre. Si es para una cena en mi casa, me lo pienso muy poco, pero si es para llevar de regalo a una cena en la que me invitan, ya lo estudio un poco más, que si tinto, blanco, espumoso. Tengo que decir en mi defensa que nunca quede mal. Soy un CRACK  comprando vino y un autentico maquina regalándolo.

Pero yo soy un caso aparte, aun recuerdo un verano en Portugal, concretamente en Provescende, en una Casa Rural que se llama Mesao Provescende, regentada por Ronal y su mujer, unos auténticos apasionados del vino. A uno de mis hijos se le callo una zapatilla en el balcón de otro inquilino. No me atreví a llamar a la puerta y molestar a una pareja que estaba de vacaciones,  por una simple zapatilla de un niño. Pero, como siempre viajo con botellas de vino en la maleta, (ja, ja, ja, no es broma). Cogí una de ribera del Duero y llamé a su puerta con este estupendo escudo protector. Llame, pedí la zapatilla y les obsequié con un ribera del Duero español. Eran dos señores de cierta edad que estaban visitando el Douro Portugués y adoraban el vino. Evidentemente esta botella consiguió una amistad con desconocidos, que teníamos algo en común que no olvidaremos en todas nuestras vidas.

 

Red wine on wooden table

Al grano que tengo que hablar de regalar vino.

Después de la introducción que refleja un poco el contenido de este artículo, para mi está claro que regalar vino es adecuado hasta para las personas que no lo beben. Nunca se me ocurriría regalar unas botellas de vino a una persona que se que no le gusta. Pero no tengo ningún reparo en regalar vino a alguien que no conozco. No se si lo va a beber o no. Seguro que si no lo hace el, lo hace un amigo, o lo disfruta en una cena o comida familiar, y aunque el no beba lo disfrutaran juntos.

Por eso creo que es el regalo perfecto que nunca te equivocarás y que da igual si son opciones de vino tinto o blanco, y si es bueno o es malo. Pero eso sí lo mejor es que sea diferente, alguna denominación desconocida, (tenemos muchas en nuestro país) alguna botella atractiva, (cada vez son mas las bodegas que parece que trabajan más el exterior que el interior, pero me apunto a la idea, es el emplatado del vino) alguna botella que pueda traer algún recuerdo a quien la regalas.

Mis alternativas de regalo como os veis son pocas son vino casi al 100% pero cada una de las botellas las regalo con el corazón. Me cuesta decidir y le doy vueltas hasta conseguir que ese regalo sea especial.

Quizá me guste regalar vino por que para mi es el mejor regalo que me pueden hacer.

 

Me acabo de poner sensible y esto merece otra historia de vino.

Una vez un amigo me pidió que le comprara dos botellas de vino para regalar regalar a alguien especial.  Le pregunte que vino quería y su respuesta fue, como si fueran para ti.

Me acerque a la vinoteca donde suelo comprar vino, pensando en comprar dos botellas de Mauro (como sabéis uno de mis vinos preferido) y en ese momento no tenían.  Compre dos botellas de Emilio Moro.  Al llegar mi amigo a casa le di el vino, le cobré el importe y me dijo que abriese la primera, que tenia que contarme algo. Sorprendido abrí la botella y me anunció que, en 7 meses sería padre. Una noticia para celebrar con un buen vino, creo que nos bebimos las dos. Lo mas curioso es que al nacer el niño, sin el saber que mi idea era un Mauro no un Emilio. Lo bautizó como Mauro, sorprendente, increíble, el vino es así, te da sorpresas y alegrías.

Bebe con moderación, a mi me gusta mucho beber pero no me gusta beber mucho, este es el secreto del vino.

El pulpo, un producto fácil de preparar y que siempre triunfa

En los últimos años el consumo de pulpo ha crecido, no solo en España, si no en Estados Unidos y Sudamérica. Esto ha hecho que el precio del mismo se ha disparado y en estos momentos es un artículo de lujo pero sigue siendo un producto muy fácil de preparar, que permite muchas combinaciones y que triunfa en cualquier mesa.
Hoy en día es muy fácil de comprar pulpo en tiendas online, supermercados y tiendas especializadas, siendo el más solicitado el Gallego, aunque también es un producto de calidad el capturado en la costa subsahariana.

También queremos comentar qué una empresa española ha conseguido cerrar el círculo de la cría en cautividad de este cefalópodo y pronto si la Comunidad Económica Europea lo permite, veremos pulpo de crianza en nuestros supermercados. (¿A ver cómo sabe?) Y digo, si la Comunidad Económica Europea lo permite, porque en estos momentos tienen ciertos problemas, ya que el pulpo está considerado como un animal sintiente y existen una serie de normas y protocolos para la cría de este tipo de animales.

 

Y ahora os dejo una rica receta con este manjar.

Arroz con pulpo y muchos vegetales. Ideal para los niños.

Arroz con pulpo una receta que  no la encontrareis en ningún otro sitio, pero os garantizo un éxito rotundo y además es muy fácil de preparar.
Suelo hacerla para mis hijos que les encanta el pulpo, pero no tanto el calabacín y como prácticamente desaparece entre el arroz, lo comen sin enterarse.

Ingredientes para cuatro personas.
-. Medio pimiento Rojo
-. Una cebolla
-. Medio calabacín
-. 5 dientes de ajo
-. 4 tomates.
-. 300 gramos de arroz.
-. 1 pulpo de 1,5 kg.
-. Aceite de oliva
-. Sal
-. Una pizca de pimienta negra.
-. Azafrán o colorante alimenticio.

 

vegetales cortados para el sofrito

 

Primero prepararemos el pulpo.

Hace ya algún tiempo tenia ganas de probar a cocer el pulpo sin agua, hoy es ese día.

De todos modos podéis cocerlo de modo convencional como toda la vida. Puedes ver como hacerlo en este artículo.

 

pulpo cocido sin agua

 

Después de lavar el pulpo se mete en una tarterita con un pelín de agua en el fondo, se tapa y se deja cocer unos 30 o 40 minutos, en mi caso como era la primera vez le di la vuelta. Como podéis apreciar en el video, suelta bastante agua que reservaremos para el arroz. El resultado buenísimo, no desprendió la piel y conseguí una textura estupenda al «dente» como a mí me gusta.

Empezamos con las verduras:
Troceamos todas las verduras finitas, excepto los tomates que los trocearemos en mitades quitándoles el corazón.
Pochamos la cebolla y el ajo y agregamos el pimiento, el calabacín y por último los tomates en mitades. Dejamos a fuego lento, hasta que este todo muy hecho y en este momento quitamos las pieles de los tomates.

Cuando este todo desecho añadimos el arroz y removemos. Añadimos el caldo que nos sobro de la cocción del pulpo, agregamos sal al gusto (yo poca, quiero cuidar mi salud), rallamos con el cabezón una pizca de pimienta negra y por ultimo echamos el colorante o azafrán. También acepta una guindilla, si os apetece con un puntito picante. Seria arroz con pulpo picante.

 

sofrito para el pulpo

 

Ya para rematar echamos el pulpo cortado en los típicos daditos y removemos.

Es posible que el caldo se quede un poquito escaso, si es así hierves un poquito de agua y la añades si la necesita.
Debe quedarte jugoso y algo meloso, así que no te pases con el agua, vete echando poco a poco hasta que el arroz este al punto.

Cuidado si tienes invitados no le eches el arroz hasta que lleguen, si se retrasan será una desgracia. Un día os contaré lo que me pasó en un programa de televisión con un plato de «arroz con pezuño.» Tardamos más de la cuenta en servirlo y era una papa intragable.
Aun recuerdo algún comensal diciendo que estaba bueno simplemente para que yo no me echara a llorar. Jajajaja

He probado alguna receta similar en algunas arrocerías en Valencia, un lugar donde son unos auténticos «TITANES» preparando todo tipo de arroces, con los ingredientes más variopintos. Si sois unos apasionados del arroz no dejéis de visitar estas arrocerías Valencianas, disfrutaréis de lo lindo, os lo aseguro.

 

Bueno espero que te guste esta receta de arroz con pulpo y si es así por favor compártela

www.vinoycocina.es

4.29/5 – 459 opiniones
jamon de guijuelo

Jamon de Guijuelo, un manjar en tu mesa

El Jamón ibérico de la D.O. Guijuelo es sin duda uno de los productos Españoles más valorados internacionalmente. El jamón de bellota de esta D.O. situada en la provincia de Salamanca, disfruta de un merecido éxito dentro y fuera de nuestras fronteras.
Un plato de Jamon de Guijuelo junto a un lomo ibérico es el entrante perfecto para cualquier celebración.

No cabe duda que la mejor forma de consumir este jamón, recién cortado a cuchillo. Hay quien dice que elaborar recetas con este tipo de producto es un pecado. Pero no es siempre así ya que se puede combinar con otros productos y disfrutar de todo su sabor.

Os pongo unos ejemplos:
1.- Unas rodajitas finas o virutillas encima de un huevo frito.
2.- La típica tosta de jamón con su tomate
3.- Para la pizza de jamón ibérico, el truco está en echarle una rodajitas una vez la pizza esté fuera del horno. Nunca cocinar el jamón con la pizza.
4.- Sobre un consomé de jamón.
5.- Y los recortes y sobrantes para unas estupendas croquetas.

Y con esta última os voy a hacer una receta:

Croquetas de jamón de Guijuelo riquísimas

En este caso las haremos con los recortes gruesos del sobrante de un Jamón de Guijuelo.

Las croquetas de jamón ibérico o paleta  son un excelente aperitivo, sin embargo puedes usarlas también como comida y son fáciles de preparar. Los ingredientes que se usan para 4 raciones, son los siguientes:

50 gramos de mantequilla, o de aceite de oliva.

70 gramos de harina, o un poco más si gustas que la mezcla te quede espesa.

250 gramos de jamón o  paleta.

Un litro de leche, o un poco más si quieres que la mezcla te quede más fluida.

Media cebolla grande.

Nuez moscada y pimienta negra al gusto.

Un diente de ajo.

 

La preparación consiste en lo siguiente:

Haz uso de una olla dentro de la cual puedas derretir la mantequilla o calentar el aceite y una vez esté bien caliente, puedes verter la cebolla picada en trocitos muy finos.

Cuando tus trozos de cebolla estén transparentes, teniendo cuidado de evitar que lleguen a dorarse, será el momento de agregar tu jamón ibérico de confianza picado en trocitos pequeños y habrás de mezclar todo hasta el momento en el cual tengas una mezcla homogénea. En otra olla aparte, puedes poner a calentar la leche de modo que mientras preparas tu mezcla, por un lado, por el otro tengas la leche caliente cuando sea el momento de usarla.

En el momento en que esté lista la mezcla de aceite con cebolla y jamón, agregas en esta olla, manteniendo todo este tiempo el fuego encendido a una temperatura que no sea muy alta, la harina y la leche que ya debe estar caliente. Es importante que añadas estos ingredientes poco a poco a medida que vas removiendo la mezcla, con el cuidado de que no se formen grumos y dejas cocinar la mezcla unos 10 minutos, aproximadamente, tiempo en que debes remover la mezcla y añadir sal, nuez moscada y pimienta.

Para servir, puedes pasar tu mezcla a un envase que sea ancho y guardarlo en la nevera, para después tomar porciones de la misma y con un poco de harina, huevo batido y pan rallado, puedas freír la mezcla y degustarla con quienes quieras… ¡Buen provecho!

Sorbete de naranja al cava y algo más.

Después de los excesos navideños, a los gallegos nos queda una celebración muy importante. Cuando hablo de celebración navideña, me refiero a una gran comilona ya que por estos lares la noche de Reyes es casi tan importante gastronómicamente hablando, como la de nochebuena y sin duda más importante que la de fin de año.

La receta que os traigo hoy es perfecta para esos días de excesos o para cualquier otro día del año ya qué es digestiva y elegante.

Como ingrediente principal usaremos naranjas, yo la recogeré directamente del árbol pero podéis comprar naranjas online en naranjasjulian.com una web donde puedes encontrar además de las mejores naranjas exquisitas mandarinas de Valencia y otro tipo de frutas.

Para empezar, os contaré una historia sobre las naranjas en mi pueblo. Dicen que las mejores naranjas son las de Valencia, no lo dudo pero aquí en Pontevedra, cada casa cuenta dos o tres naranjos algún mandarino y unos limoneros. Los Naranjos suelen ser dos de dos tipos uno con naranjas dulces de mesa tipo navel y otro con naranjas pequeñas y muy agrias. Los naranjos que dan este tipo de naranjas agrias suelen ser gigantes, tan grandes que es muy difícil cogerlas. Siempre por estas fechas cogemos prácticamente todas de una vez, una parte se regala y otra se mete en el hórreo separadas, sin que ninguna toque a la otra. De esta forma se conservan para todo el año. De cuando en vez alguna coge moho y se desecha. He probado estás naranjas en julio, son como una gominola, reducen su tamaño la mitad y su acidez se vuelve una dulce melosidad, se aprietan en la mano, se le inca el diente y se chupa su contenido.

Pero vamos a la receta sorbete de naranja al cava

Ingredientes:
300 ml de zumo de naranja
150 ml de mandarinas (el contraste le queda genial)
100 ml limón
400 ml de cava
50 gramos de azúcar
Medio vasito de agua
3 claras de huevo

 

Con el medio vasito de agua hacemos un almíbar a fuego lento con el azúcar, removiendo poco a poco para que no se pegue.
Si tienes vitrocerámica puedes apagarla y si es inducción déjalo al fuego más lento posible y añade los cítricos al almíbar.
Es el momento de añadir el cava, remueve despacio y la primera parte de la receta ya la tenemos.
El líquido obtenido lo metemos en la nevera ocho horas.
Ahora es el momento de montar las claras a punto de nieve, lo mezclamos con el líquido del almíbar, los cítricos, el cava y lo metemos en el congelador.
Y comienza el trabajo un poco coñazo, a partir de ahora cada media hora lo sacamos del congelador y removemos incluso mejor cada 20 minutos hasta la hora de servirlo. Lo que tenemos que intentar es que no se congele demasiado y podemos controlarlo pasando del congelador a la nevera y viceversa.
Una vez vayamos a consumirlo lo servimos en unas copas si quieres decoradas con una hojita de menta es interesante tomarlo con pajita y en una copa alta.

Espero que te guste esta receta pero recuerda que la mandarina le da un toque especial y si te gusta algo más fuerte añádele un chorrito de vodka y a disfrutar.

El jamón de los Pedroches una denominación especial

Sabéis que nos encanta el jamón y en especial el jamón ibérico, y hoy os hablaremos de una de las 4 DO de este estupendo jamón.  EL JAMÓN DE LOS PEDROCHES.

y de regalo una pequeña receta con este jamón.

 

jamon de los pedroches

El jamón de los Pedroches

En el Norte de la provincia de Córdoba y en una zona privilegiada por su clima y sus encinares, se encuentra la Comarca de Los Pedroches, que da nombre a una de las denominaciones de origen protegidas de jamón ibérico, la D.O.P Los Pedroches.

En esta privilegiada zona, se crían seleccionados cerdos ibéricos que posteriormente son engordados en las dehesas durante la montanera. Alimentados a base de los pastos y las bellotas maduras que caen de las encinas, se convierten en la mejor materia prima que, tras una elaboración tradicional y pausada, se convertirá en el jamón ibérico Los Pedroches.

 

comprar jamon de los pedroches

Tipos de jamón de Los Pedroches

Avalados por la garantía de calidad y origen que proporciona la D.O.P Los Pedroches, existen diferentes tipos de jamón. Dependiendo del porcentaje de raza ibérica y del tipo de alimentación que reciben los cerdos, encontramos las siguientes variedades:

Jamón de bellota 100% ibérico

Indudablemente el jamón de más calidad de la gama. Procede de las patas traseras de cerdos 100% raza ibérica y que han sido, durante su engorde, alimentados exclusivamente en las dehesas a base de hierba de pasto y bellotas. Se puede reconocer porque lleva un precinto y una vitola de color negro.

Jamón de bellota 75% ibérico

Este jamón procede de cerdos de raza 75% ibérica y al igual que el anterior, ha sido engordado en montanera exclusivamente de pasto y bellotas.

Jamón de cebo de campo 100% ibérico

Elaborado a partir de cerdos de raza 100% ibérica. La diferencia está en el tipo de alimentación recibida. En este caso, la alimentación que recibe para su engorde es mixta. Además de pasto y bellota, se complementa a base de piensos naturales elaborados con cereales y leguminosas.

Jamón de cebo de campo 75% ibérico

Al igual que el anterior, este jamón se elabora a partir de cerdos que han recibido una alimentación mixta durante su etapa de engorde. La diferencia está en la pureza de su raza, en este caso los cerdos son 75% raza ibérica.

Cómo consumir el jamón ibérico Los Pedroches

Es indiscutible que la mejor forma de disfrutar del sabor, la calidad y la textura del jamón ibérico Los Pedroches es recién cortado en finas lonchas, sin más. Pero, un producto como este, por su calidad y su sabor, es un ingrediente capaz de elevar a un nivel superior muchas recetas. Te proponemos que pruebes con esta receta, fresca y sencilla.

 

 

Tartar de tomate y jamón ibérico Los Pedroches

Ingredientes

200 gramos de jamón ibérico

1 tomate

2 tomates secos previamente hidratados en aceite de oliva

1 chalota

1 cucharada de alcaparras

1 cucharadita de mostaza antigua

1 cucharadita de mostaza de Dijon

Pimienta negra recién molida

Elaboración

Pelamos los tomates, retiramos las semillas y los troceamos en pequeños daditos. Troceamos el jamón, los tomates secos y la chalota, también en pequeños dados. En un bol emulsionamos las dos mostazas con el aceite de hidratar los tomates secos, la pimienta y las alcaparras.

Añadimos todos los ingredientes en un bol y removemos hasta que queden bien mezclados con la emulsión de mostaza.

Servimos en un plato ayudándonos de un molde para darle forma y ¡Listo! ya podemos disfrutar del jamón ibérico Los Pedroches de una forma diferente

 

Lo mejor de la gastronomía francesa vinos y productos típicos.

Francia es mundialmente conocida por sus vinos y sus quesos, pero su gastronomía es mucho más amplia que todo esto. hoy os contaremos algunas curiosidades sobre vinos y otros productos gourmet franceses.

Estáis hartos de escuchar que los vinos franceses son los más reconocidos del mundo y sus precios los más elevados, que una botella de Petrus por ejemplo, puede alcanzar el increíble precio de 1.2000 € o que una botella de champagn Armand de Brignac Brut Gold Nebuchadnezzar 20.000€. Eso sí, pero la botella de 15 litros. Así que te sale solo el litro a poco más de 1000 €. Si te la compras no te olvides de meterlo en la nevera para vinos o al abrirlo perderás un litro de espuma.

Pero hoy os voy a hablar además de los productos gastronómicos típicos de Francia, de los vinos más baratos.

En Francia existen diferentes zonas vinícolas, unas dónde se producen vinos de alta gama y otras dónde se producen los llamados vinos a granel. Estos vinos son consumidos sobre todo a nivel local, pero cada vez están exportando más con algunas trampas. Los franceses con menor poder adquisitivo suelen comprar estos vinos más baratos. Pero la exportación de estos vinos hacía otros países va en aumento, además seguir consumiéndose  en el país. Y ahora entra España en este juego extraño ya que desde España se exportan a Francia camiones con vino español, que luego allí es embotellado y etiquetado como francés. Este fraude llego a cabrear tanto a los viticultores qué crearon el primer grupo terrorista enológico del mundo llamado CRAV (Comité Regional para la Acción Vitícola). Estos terroristas, atacan a los camiones cisternas que proceden de España y queman las naves hacia dónde se dirigen en Francia, donde de una forma ilegal procesan y embotellan estos vinos. El gobierno francés prohibió esta práctica, pero al seguir escaseando el vino de estas características, los exportadores franceses etiquetan estos vinos mostrando símbolos franceses como el moulin Rouge o la Torre Eiffel y poniendo en letra pequeña su procedencia que normalmente es española o portuguesa.

Pero tranquilos después de este rollo qué algunos no le parecerá ni medio interesante, aquí os dejo una lista de los 5 vinos mejores relación calidad precio franceses por menos de 20 €

1. Le Clos des Fées, Les Sorcières, 2019, Côtes du Rosillon, 12,55 euros.
2. Domaine de la Janasse, Côtes du Rhone, 2019, Tinto. 14,95 euros.
3. Domaine Trimbach, Riesling, 2018, Alsacia. 19,10 euros.
4. Domaine Marcel Lapierre, Tradition, 2017, Morgon. 19,29 euros.
5. Domaine Catherine & Claude Marechal, Gravel, 2017, Borgoña. 19,95 euros.

 

Y ahora hablemos un poco de la gastronomía francesa

La gastronomía francesa es una de las más potentes del mundo, productos como quesos, foie de oca, trufas, confitados, ostras, mostaza… son internacionalmente reconocidos y consumidos como productos franceses. Pero hay una amplia gama de productos se pueden entrar en la categoría de productos delicatessen, que no son tan conocidos, pero si estupendos y maravillosos.

Te haremos una lista y una pequeña descripción de los mismos, que deberías probar por lo menos una vez en la vida.

1. Flor de sal de Camargue (o de Guérande)
Está sal utilizada por los chefs franceses está considerada una de las de mayor calidad del mundo. Ideal para salar cualquier tipo de plato, empleada para salar las mantequillas francesas que destacan por su sabor y calidad.

2. Caramelo de mantequilla salada en forma de dulce o pasta para untar
Este caramelo de mantequilla salado con Flor de Sal de Camargue, acompaña a los franceses en sus viajes, que utilizan para untar sus tostadas crepes en Yuso charla sus helados.

Caramelos de mantequilla salada con thermomix - Recetas para Thermomix

3. Nougat de Montélimar
Esto es un turrón con almendra huevo miel y azúcar, pero los franceses dicen que es el mejor del mundo, yo me quedo con el de Jijona.

Recette de Nougat de Montélimar facile et rapide

4. Tapenade
Es una pasta de aceitunas pero enriquecida con anchoas, alcaparras, diferentes hierbas, vinagre balsámico, brandy limón etc etc, Es decir existen multitud de recetas pero reconozco que está muy buena.

 

5. Kouign Amann
Una simple masa de pan mantequilla azúcar con un sabor sorprendente siempre y cuando la tomes templada ya que unas horas después de su elaboración empieza a perder propiedades. Los franceses dicen que el Kouign Amann además de comerlo templado, tiene que ser gigante, elaboraciones pequeñas a nivel comercial carecen de valor para ellos.

 

 

 

Las conservas de Navarra un gran mundo por descubrir

Ya hace miles de años que el hombre se vio con la necesidad de conservar los alimentos. Épocas como en el verano, en la que los vegetales se estropeaban apenas en dos meses y el resto del año se pasaba mucha hambre, nuestros ancestros descubrieron por casualidad que la fruta seca al sol se conserva por mucho tiempo. También la carne seca era otra forma de conservar los alimentos y disponer de ellos en épocas de escasez. La salazón fue otro de los grandes descubrimientos de la cultura china hace ya más de 4000 años.

 

Pero el antes y después de las conservas comenzó en el año 1809 cuando el cocinero Nicolás Appert tuvo la idea de calentar alimentos dentro de un tarro de cristal del que extrajo el aire. La sorpresa fue cuando unas semanas más tarde de hacer el experimento, descubrió que los alimentos nos habían estropeado, había mantenido su sabor, vitaminas y sus propiedades. Más tarde, dicen que gracias a la guerra, Peter Durand inventó la lata de conservas. Era una forma de llevar los alimentos al frente en un envase cómodo y sin problemas de que se rompiese.

 

En este mundo moderno en la que los ultras congeladores nos ofrecen conservar los alimentos con todas sus propiedades y características, prácticamente igual que el mismo día de su congelación, las conservas no han perdido poder ni presencia en nuestras casas por múltiples razones.

 

Ya no es sólo una forma de conservar los alimentos sino qué se consideran ya una receta gastronómica con mucho valor añadido. Desde las riquísimas anchoas, mermeladas, mejillones, atún y otros pescados, hasta el gran surtido de vegetales de los que disponemos en el mercado, tanto en lata como en tarro de cristal, hacen que estos productos sean consumidos y valorados en prácticamente todas las casas de nuestro país.

 

 

Y si hablamos de las mejores conservas de nuestro país sin duda nos encontramos con las conservas de Navarra. Estás conservas están consideradas dentro de los manjares más destacados de nuestra gastronomía nacional e incluso internacional. Son más que famosos los espárragos de Navarra y los pimientos de piquillo, pero cada vez están más en nuestras mesas conservas de legumbres, hortalizas, verduras, setas y un sinfín de preparados para acompañar todo tipo de recetas, o para disfrutarlas simplemente solas.

 

Me gustaría hacer especial mención en este artículo al apartado de las legumbres. Ya que cocinar garbanzos y alubias suele ser costoso y tedioso, hay que ponerlas en remojo y cocerlas mínimo durante dos o tres horas. Sólo destapando un pequeño bote de cristal disfrutaremos de estos productos cocinados perfectamente en platos preparados, ensaladas, salteados…

 

Todas estas conservas no son sólo una delicia para nuestro paladar, además siguen contando con todos los beneficios de los vegetales aportándonos minerales y vitaminas y una gran fuente de fibra que nos ayudarán en nuestras dietas de adelgazamiento o simplemente para una dieta saludable.

De todas formas te recomendamos qué a la hora de comprar eches un vistazo la letra pequeña de las latas y diferencias conservas envasadas en Navarra de las conservas de Navarra con denominación de origen, estas últimas te ofrecerán la mayor garantía en estos productos.