Una fabada diferente, la fabada de Lourenzá

La fabada, plato de fama mundial, es uno de los platos más típicos de Asturias. La recta tradicional se compone de fabes, chorizo, panceta, morcilla, cebolla, ajo, laurel y en algunos casos especias como pimentón y azafrán..

Todos los productos son por supuesto Asturianos, incluidos las fabes.

Nosotros los gallegos podemos presumir de tener productos similares a los Asturianos incluido lo que aquí llamamos garbanzos (así llamamos a las habas).

El único ingrediente que nos diferencia es la morcilla ya que la gallega normalmente o tradicionalmente es dulce y no pegaría (¿o si?) con una fabada.

Las fabes o habas no son patrimonio Asturiano y nos encontramos en toda la península habas de gran calidad,  habas de la granja, fabas de Lourenzá, etc.

Hoy vamos a hacer una fabada gallega «A Fabada de Lourenzá» y por supuesto el ingrediente estrella es esta faba Lucense, con indicación geográfica protegida.

 

fabada de lourenzá

Ingredientes para 10 raciones (así luego la congeláis)

1Kg de fabes de Lourenzá
6 chorizos gallegos
6 morcillas Asturianas (es decir morcilla salada con pimentón)
450 gramos de panceta gallega
250 gramos de lacón gallego

Preparación de la fabada de Lourenzá, fácil, fácil.

Echamos en abundante agua a remojar las fabes durante 18-24 horas.
También desalamos o remojamos durante 4 horas el lacón y la panceta (si consideráis que es un producto muy salado más tiempo)

Comenzamos con la faena:

Ponemos la panceta y el lacón a hervir para desgrasar.

Echamos las fabas en agua, (dos o tres dedos por encima de las fabas) y ponemos a hervir, una vez comienza a hervir formarán en la superficie mucha espuma y la quitaremos. Yo personalmente no las asusto (echarle agua fría en el hervor)  ya que los sustos no me gustan.

Una vez quitada esa espuma agregamos el lacón, la panceta (desgrasados), los chorizos y la morcilla. (pinchamos los chorizos y morcilla para que no revienten y suelten su sabor)

Y paciencia fuego medio, que no deje de hervir pero «amodiño Vladimir» (despacito como decía mi vecino John Balan)

Cada 15 minutos removemos todo con una cuchara de madera y dos horitas después comienza el jaleo.

Probamos de sal y apreciamos si las fabes están listas. También nos fijamos en que la salsa o el caldito este espesito. En caso contrario añadimos sal y machacamos un par de cucharadas de fabes en un poco de caldo para espesar la salsa.

Añadimos esa masa, al pote. (los cocineros tienen harina de fabes, lentejas, garbanzos, y la añaden al pote según el guiso para espesar la salsa) y removemos como para un pilpil intentando que nos ligue la salsita y nos quede espesa y llena de sabor.

Retiramos, chorizos, panceta, morcillas y lacón y esperamos que enfríen, mientras las fabes reposan. De esta forma nos será más fácil cortarlos en sus raciones correspondientes

Cuando nos dispongamos a comernos esta fabada de Lourenzá, calentamos a fuego lento (o baño maría, para que no se pegue) y añadimos los chorizos, morcillas y demás.

Estará riquísima si los productos son de calidad. Ni pimentón, ni sofrito, ni azafrán, Todo lo que contiene en su interior, el chorizo, la morcilla, panceta y lacón son suficientes, ya que en esta receta
utilizamos un poco más de condumio de lo normal para una fabada.

fabada

Bueno que disfrutes de esta fabada de Lourenzá y si te ha gustado por favor compártela.

5/5 (1 Review)