Bueno más que una receta de croquetas de jamón ibérico, os daré la receta de la masa de croquetas, con un toque especial que hacen que mis hijos, se la coman sin rebozar ni freír.

Primero me gustaría comentar que esta receta es originaria de Francia pero se ha extendido a todo el mundo, con diferentes variantes. Pero hay que reconocer que las croquetas son un plato mundialmente famoso y apreciado.

Podéis utilizar cualquier jamón pero yo las suelo hacer, cuando termino uno de los dos jamones ibéricos que me compro al año.  (espero que algún día los beneficios de este blog me permita comprar tres al año.) (bueno para ser serio no son jamones, son paletas no me da para un jamón aun)

Ingredientes de las croquetas de jamón ibérico para 5 personas normales  y 2 como yo.

•  50 gr. de mantequilla (o aceite de oliva)
•  1/2 cebolla o una cebolla pequeña
•  1 diente de ajo
•  70  gr. de harina
(ojo esta medida es de referencia, mas sueltas menos , más espesas más.
•  250 gr. de jamón serrano (en casa nos gustan las croquetas cargaditas de jamón)
•  1 l. de leche  (mas o menos, a mi me gustan sueltas, sueltas)
•  Una pizca de nuez moscada, pimienta negra, o los dos
(al gusto, un día le echo de una, otro día de otro, soy un golfo, lo sé)

Para el rebozado, de estas ríquisimas croquetas de jamón
•  2 huevos
•  harina
•  pan rallado
•  aceite

croquetas de jamón

Si leéis esta receta espero que hagáis como yo cuando busco una receta por internet. La adapto a mis gustos y a los de mi familia.

Bueno empezamos cortando el jamón en tacos pequeñitos, magros mejor y con poquita grasa. Una vez cortados en un cazo calentamos la leche a fuego lento con el jamón dentro.
Lo dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos. Esto conseguirá que el jamón se vuelva mas jugoso y la leche tenga un saborcito a jamón increíble. Este truco no es mio pero pocas veces lo he visto y realmente es muy bueno.

Mientras esto se cuece, picamos la cebolla y el ajo y lo sofreímos, pochado a fuego muy, muy lento, con un chorritin de aceite, que no se nos queme ni se nos pase, amargará y quedará duro.

Una vez pochado el ajo y la cebolla echamos la mantequilla o el aceite, (con las dos cosas esta mas o menos igual y mi madre dice, que el aceite de oliva virgen es más sano).
Echamos la harina y la mezclamos bien, este es el punto critico, remueve, remueve y remueve, dale tiempo para que la harina se haga bien, si no es así, al final tendrá un sabor a papa de bebe.
Luego sin dejar de remover añade la leche poquito a poco y con paciencia, que no te importe si te cae algún tropezón del cazo, sigue vertiendo y removiendo a fuego lento durante 10 o 15 minutos hasta que veas que la masa esta bien ligada.

Importante, ¡no mejor! IMPORTANTISIMO, prueba un par de tropezones de jamón, Sólo por que te lo mereces y dale un sorbito a la copa de vino que tienes en la encimera.

Que larga me esta quedando la receta de las croquetas de jamon, Dios mío.  Intentare abreviar.

Bueno le echáis los tropezones y finalmente culmináis con la nuez moscada o la pimienta (lo que más os guste) .

Deja reposar la masa y si te ha quedado muy suelta métela en la nevera, una vez cuajada, moldea (esto es lo peor para mi, puedes utilizar el truco de bandeja y cortarlas en cuadrados) pásalas por harina, huevo y pan rallado. Fríelas en aceite bien caliente preferiblemente de oliva virgen.

Espera a que enfríen un poco que te conozco y te vas a quemar, sopla, sopla. 

Otras buenas opciones son las croquetas de pollo.

Si te gustó esta receta de croquetas de jamón, compártela, difúndela y disfrútala.