Primero nos gustaría hablar de esta maravilla de la gastronomía española hecho de carne cerdo y pimienta.

El fuet es un embutido típico de Cataluña y suele consumirse en crudo. Su piel blanca «si se puede comer». Hay personas que no lo hacen ya que les da reparo comer algo que han manoseado personas y ha estado en contacto con sabe dios el que. Pero también es cierto que si a este producto (difícil de pelar por otro lado) le quitas la piel,  pierde algo particular de su sabor y textura ya que el moho que aparece en su curación juega un gran papel en su sabor. Suele estar envuelto en tripas naturales que son comestibles e incluso los de menor calidad lo están en tripas artificiales que también se pueden comer.

Como hemos dicho antes normalmente se consume en crudo pero también se puede añadir en alguna receta. Yo suelo comprar fuet el pozo en los supermercados Carrefour ya que es el fuet mejor relación calidad precio que conozco pero valdrá cualquier otro de calidad.

Queremos darte algunas ideas para que disfrutes del sabor del fuet en tus platos.

Tartar de Fuet y tomate para tostadas.

El jamón y tomate son un matrimonio muy bien avenido. Pues la mezcla del fuet con el tomate tiene tintes parecidos a la anterior combinación.

La idea es picar muy pequeño medio fuet y un tomate añadir un poquito de aceite de oliva y es una combinación ideal para una tostada de desayuno

Fuet para rellenos de pollos y carnes

Siempre se ha utilzazo jamón para rellenos y mechados de carnes, yo os propongo otra alternativa que se puede utilizar en vez o a la vez del jamón, y es utilizar un fuet para rellenos de pollo, mechados de carne o carne en rollo de la misma forma que utilzazos el jamo. Al ser un producto muy graso al cocinarlo transfiere una untuosidad a la pieza muy atractiva al paladar.

Fuet al horno con queso camembert o rallado

En una tostada o rodaja de pan, o pasta tipo pizza. colocamos taquitos de fuet y queso rallado o camembert , simplemente calentamos unos minutos y el fuet duplicará su sabor y los transmitirá al pan y al queso.

Croquetas de Fuet.

La idea no fue mía pero como he echo croquetas de casi de todo y la encontré una vez en una web de croquetas, un día me decidí a hacerla. La receta la hice exactamente igual que las croquetas de jamón y sustituí el jamón por el fuet. El resultado increíble, muy bueno, no tan ricas como las de jamón (para mi gusto) pero una forma de cambiar un poco el sabor de las típicas croquetas.

Tortilla de patatas con picadillo de fuet y pimiento.

Una de las tortillas ganadoras de la carrera gastronómica de Lubian fue la típica tortilla de pimiento y chorizo hecha por mi. Bueno pues en la siguiente edición por presentar una variante sustituí el chorizo por el fuet, con un resultado increíble. No gano pero hizo podium un tercer puesto muy merecido.

Desde Vino y Cocina os animamos a que investiguéis sobre como utilizar este maravilloso producto en alguna receta y la compartáis con nosotros.

0/5 (0 Reviews)