Hace unos días tuvimos la oportunidad de probar los productos de Conservas Serrats, de Bermeo. En concreto probamos el bonito del norte, las ventrescas de bonito del norte, y las anchoas del cantábrico. Con estos productos elaboramos un menú ligero compuesto por dos recetas muy fáciles: endivias de bonito del norte con salsa roquefort y focaccia de anchoas.

Endivias de bonito del norte. Es una receta tan fácil como flexible. Las endivias creo que están infrautilizadas, y son un acompañamiento o soporte perfecto para otros platos. En este caso quisimos mantener la sencillez y colocamos sobre unas hojas de endivia una crema de queso roquefort, elaborada a partir de ese tipo de queso y un poco de leche. La crema va templada sobre la endivia crujiente. Y sobre todo esto, colocamos unas lascas de lomo de bonito del norte y espolvoreamos unas semillas de Chia. Ya sabéis que la Chia era uno de los 4 alimentos básicos de los Aztecas y Mayas, junto con el maíz, el amaranto y los porotos. Las propiedades de la chía son bastantes desconocidas pero un vistazo a la wikipedia nos dice que tiene 5 veces más calcio que la leche entera, 2 veces la cantidad de potasio en los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, 3 veces más hierro que las espinacas y 700% más omega 3 que el salmón. Luego unas tiritas de pimiento del piquillo de casa que nosotros mismos preparamos y unas olivas negras para decorar y listo, un primer plato o entrante perfecto y muy sano.

DSC_1058

Focaccia de anchoas. De cómo hacer una focaccia de tomate y albahaca ya os hablé en su día. Pues bien aprovechando que teníamos estas anchoas Serrats, decidí probar a meterlas en la focaccia y darle un toque salado que contrastara  con el dulzor del tomate.  Las anchoas le dan un toque inmejorable pero ojo, no añadáis sal al aceite con el que impregnais la masa, tal y como os explicaba en esta receta. Vamos a intentar mantener la tensión en su sitio. Aunque las anchoas en focaccia quedan muy bien, a mi como más me gusta comerlas es tal cual salen de la lata, y éstas eran de las mejores que probé en muchos años. Gordas, sin espinas, bien de color, bien de sal…

Focaccia de anchoas Serrats

En fin, que nos montamos un menú Serrats que dio gusto. Creo que podemos recomendar sus productos sin miedo, sobre todo sus anchoas!

0/5 (0 Reviews)