Un buen vino siempre marca la diferencia, es un detalle que no pasa desapercibido y, según la ocasión, puede marcar un gran éxito.

Seleccionar vinos para regalar y maridar no es nada complejo, pero siempre hay que tener en cuenta una serie de cuestiones: cuánto deseas gastar, qué tipo de vino quiere (rojo o blanco, etc…) y si vas a beber el vino con la comida o solo.

Esta es una parte inicial para poder desarrollar una elección de vino correcta. Pero también es verdaderamente importante conocer qué tipo de variedades de vino existen.

Las principales clasificaciones de los vinos son: vino tinto, vino blanco, vino rosado y vinos espumosos / champán. Existen muchas variedades de vino dentro de las categorías principales. Están hechos de diferentes tipos de uvas y van desde seco hasta dulce. También van desde vinos “tranquilos” a vinos burbujeantes.

vino para regalar

Veamos a continuación una clasificación general de vinos que puedes encontrar en el mercado:

Vino Blanco

Muchas personas piensan que el vino blanco está hecho solo de uvas blancas, pero en realidad puede estar hecho de uvas rojas o negras. La forma exacta de hacer vino blanco es extraer los pigmentos rojos y utilizar solo el jugo de la uva.

El vino blanco proporciona un carácter de sabor brillante, sabroso y cremoso según la clase del vino. Las variedades recomendadas para los principiantes son Chardonnay, Riesling, Sauvignon Blanc y Moscato.

Combina perfectamente con queso cremoso, pan blanco, carne, pescado, mariscos o ensaladas.

Vino Tinto

La producción del vino tinto es bastante similar a la elaboración de vino blanco, pero con la diferencia que se añade la piel de uva, pepita de uva y semillas en el proceso de fermentación.

El vino tinto se fermenta a una temperatura más alta, para extraer el color, el tanino, el aroma y los sabores. Los diferentes niveles de concentración varían según la duración de la fermentación.

Un buen vino tinto de cuerpo ligero marida perfectamente con verduras asadas, carne blanca o pollo. Vinos de cuerpo medio o de cuerpo completo puede llevarse bien con platos de carne como bistecs, hamburguesas o carne ahumada.

Vino Rosado

El vino rosado, como su propio nombre indica, posee un color rosa, está hecho de uva roja o negra con un corto tiempo de fermentación, solo de 12 a 36 horas.

El sabor de este vino varía de seco a dulce y viene con un color rosa pálido a oscuro y un nivel más bajo de tanino.

Son vinos muy suaves, el vino rosado siempre va bien con platos de sabor ligero como pescado, pollo o fruta.

Vino Espumoso

En los vinos espumosos las burbujas son las protagonistas. Estas se producen de forma natural o específica durante el proceso de fermentación.

El vino espumoso se puede clasificar por regiones, por ejemplo, Cava en España, Asti o Prosecco de Italia y Champagne de la región de Champagne en Francia.

Ideales para fiestas, combinan muy bien con ensalada, queso, pescado o pan. Hay un vino para cada ocasión, no te precipites y toma una buena elección.

0/5 (0 Reviews)