Cada vez estamos viendo los supermercados productos ecológicos. Este tipo de productos no solo aportan valor cuando se trata de conseguir una alimentación más saludable. Sino que además utilizar productos ecológicos aportan más sabor a nuestros platos.

 

Hace muy poco documental donde unas personas que solo se alimentan de vegetales después de un estudio toxicológico descubrieron estaban llenos de pesticidas productos químicos qué se utilizan para producir de forma masiva estos productos.

 

Lo que nos aportan los productos ecológicos son precisamente un control en cuanto pesticidas, antibióticos, fármacos con lo que la industria está acostumbrada a tratar sus productos ya sean vegetales o cárnicos de forma preventiva. Es decir aunque no le hagan falta por si las moscas y me quedo sin producción productos elementos no hay nada saludables para nuestro organismo.

 

Lo ecológico ha llegado también a las carnes. Carnes que además de ser ecológicas, también han comido productos vegetales tratados con el mismo respeto. De esta forma nos encontramos que comprar carne ecológica, además de estar libre de productos farmacológicos y antibióticos cuenta con un gran potencial en nuestra cocina ya que su sabor y textura es completamente diferente a las carnes convencionales.

 

Nuestros pueblos es típico criar las gallinas, los pollos, conejos, terneras, etc. de una forma natural con eso se consigue una carne mucho más limpia, nutritiva y mucho más sabrosa.

 

Estos productos ecológicos solo tiene ventajas, el único problema (si se puede decir que lo es) es qué ciertos animales como los pollos músculo un poco más su carne y su textura es un pelín más dura de los que están estabulados en jaulas y apenas se puede mover. Simplemente hay que tener en cuenta que a veces la carne ecológica tiene un punto de cocción un poco más elevado que la carne convencional.

 

Hoy os traigo una receta de pollo con lógico guisado muy sencilla.

 

Ingredientes:

  • Una cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • Medio pimiento rojo
  • Dos tomates pelados
  • Medio vaso de vino blanco
  • Un chorro de vino tinto
  • Aceite de oliva
  • Caldo de pollo
  • Unos champiñones o shiitake
  • Dos zanahorias
  • colorante alimenticio (opcional)
  • Una hojita de laurel (opcional)
  • Sal
  • Harina

Preparación:

  • Después de hacer el pollo, lo enharinamos. Posteriormente en una olla o tartera ponemos un buen chorro de aceite los ajos. Una dorados los retiramos y seguidamente el pollo.
  • Retiramos el pollo y echamos la cebolla picada, el tomate setas, zanahorias y el pimiento rojo, una pizca de sal y pensamos todo.
  • Una vez tengamos el sofrito listo añadimos el pollo, los ajos y el vino tinto y blanco.
  • Cuando está mezcla empiece a coger temperatura y hervir lo cubrimos de caldo y lo dejamos cocer a fuego medio con la tapa más o menos 40 minutos.
  • Pasado este tiempo abrimos la tapa para que el agua se evapore y la salsa espese, (sobre 15 o 20 minutos más o menos)

Si nos queda mucha salsa se puede retirar un poco y reducirla en una satén o bien echar unas patatas en dados previamente fritas, quedan genial.

Recordad que el tiempo de cocción de un producto ecológico no es un poco mayor y también queremos recordar que este tipo de productos no son tan caros y es bueno para nuestra salud y para el medio ambiente

 

 

0/5 (0 Reviews)