En mi casa siempre se comieron las nabizas y los grelos en el caldo o cocidos con un huevo y un chorro de aceite, es lo normal.  Por no decir con una buena cortada de jamón o lacón.  Pero cuando agrelan y salen las flores, esa parte se le echó siempre a las gallinas. Sin embargo tuve un chivatazo de que esos brotes, cuando aún están tiernos (es decir, justo antes de que abra la flor), no sólo son comestibles, si no que están buenísimos. En esta época, estos  “espigos” están precisamente brotando y abriendo la flor, así que si andáis ligeros aún podéis aprovechar para probarlos esta temporada.Podéis aprovechar y cogerlos desde bien abajo, cogiendo alguna hoja tierna también, pues sumará en el plato.

Yo lo que hice con estas plantas comestibles fue darle una cocedura con una zanahoria hasta que quedaran completamente blandos (unos 20 min o 5 en la expres), y luego escurrirlos muy bien y saltearlos en aceite de oliva, ajo y almendra laminada, con una guindilla bailando. Son el acompañamiento perfecto para un plato de bacalao, unas luras (calamares) fritas o un solomillo a la plancha.  Otro truco: en arroz están buenísimos, con otras verduras salteadas.

Así que ya sabéis, probarlos porque son de lo más sano, controlan el colesterol, son ricos en provitamina A, folatos y hierro, y además saben bien.

espigos-salteados

 

Existe multitud de flores plantas comestibles que nos rodean y desconocemos. Si quires saber mas de este tema no dejes de visitar esta web http://academia.edu/1195532/_Lancese_al_campo_Plantas_silvestres_comestibles