Hemos descubierto un nuevo utensilio de cocina y en este artículo os dejaremos algunas opiniones de freidoras sin aceite que es el utensilio en cuestión.

El aceite y sobre todo de oliva es uno de los ingredientes, principales de la dieta mediterránea. Este alimento es rico en vitaminas, aminoácidos, omega, etc etc. Estamos ante un producto que además de estar muy rico es muy beneficioso para nuestra salud. Pero en nuestro tiempo en el que las comidas son copiosas, abundantes, poco sanas, con las que nos atiborramos de calorías todos los días y muchas más de las que necesitamos, es necesario tener cierto control sobre este producto y sus hermanos como el de girasol, maíz…,

 

Evidentemente lo mejor es consumirlo crudo y sobre todo reducir la freiduría al máximo. Todo lo que pasa por una freidora o una sartén llena de aceite, nos aporta una sensación placentera al paladar. Este placer, sobre todo tiene que ver con la mezcla de crujiente y graso, que nuestro cerebro acepta de una forma especial y es una presentación, en las comidas que gusta a todo el mundo.

Pero ahora es posible conseguir este efecto frito sin aceite. Han aparecido en el mercado una serie de freidoras que son pequeños hornos con los que se consigue freír prácticamente todos los productos de una forma rápida limpia y sobre todo sin excesos de grasas. Estás freidoras cuentan con un espacio dónde una turbina de aire caliente dora los alimentos y los hace crujientes.

Estas freidoras sin aceite nos aportan innumerables ventajas. La primera, para la salud ya que como hemos dicho antes no es bueno abusar de los fritos, aunque sean con un buen aceite. Otra de las ventajas es para el bolsillo ya que estas freidoras no consumen más que la inducción o vitrocerámica y además otra de lo que nos olvidamos es de las molestas salpicaduras de los fritos.

 

¿qué productos podemos freír en estas freidoras eléctricas?

La verdad es que se puede freír prácticamente de todo ofreciendo muy buenos resultados en casi todos los productos, pero los que nos gustaría destacar y que, si quedan muy atractivos al paladar y sin exceso de grasa, son:

Los muslitos  o alitas de pollo, que no consiguen un dorado super espectacular, pero se el sabor al ser un producto que ya tiene cierta grasa es incluso mejor que de los fritos convencionales.

Las patatas, tanto en palitos como en gajos las patatas quedan perfectas y crujientes. Quizá las patatas gajo sean el mejor resultado ya que se notan crujientes por fuera y jugosas en la parte interior.

Los Nuggets, quedan realmente increíbles. Si los aderezas antes con alguna especia y sal el resultado es estupendo, tanto de sabor como visualmente ya que el pollo cortado de esta forma, se dora de una forma espectacular.

Las croquetas, quizá su aspecto final no es el que nos esperamos, pero su sabor y textura se no se ven empañadas por el aceite refrito ya que las croquetas suelen impregnarse mucho.

Es hora de cuidarse y no renuncies a un frito en aceite a la semana pero introducir estos pequeños avances en vuestra vida diaria, todo será más positivo.