Masa de Pizza

Si habéis llegado hasta aquí es porque esta vez queréis hacer vuestra propia masa de pizza casera y no ir a por una pizza precocinada al super o a por una base Buittoni. Enhorabuena, las pizzas hechas con masa casera están el doble de buenas y son el triple de sanas.

Hacer masa para pizza en casa es fácil. Hay muchas recetas y en casi todas hay que amasar, pero como sabemos que sois un poco vagos, os vamos a proponer una receta en la que no hay ni siquiera que amasar. Es decir, es una receta para vagos como tú. Creo que no se puede pedir más…pizza con masa hecha en casa y sin amasado! Además, esta receta te permite preparar la masa un día que tengas un rato (se necesita menos de media hora) y luego tendrás masa de pizza para varios días.

masa de pizza

Ingredientes para esta receta, faciles y rápidos

Esta receta es una adaptación de la propuesta por Iban Yarza en su libro sobre Pan Casero, y es como sigue:

Necesitas (receta para hacer 3 pizzas medianas)

– Harina panificable, harina del super, harina normal, la que quieras!! Que no sea de fuerza. 500 gramos
– Agua: 330 g
– Aceite de oliva: al gusto, pero unos 20-30 g es una buena cantidad
– Sal: 10 g
– Levadura prensada fresca: 5 g

Es decir, ingredientes fáciles y sin complicaciones

Receta de la masa para pizza:

1- Incorpora todos los ingredientes en un bol y mezcla bien (3”)

2- No hagas nada durante 10′ (bueno, lávate las manos un poco…)

3- Pliega la masa sobre si misma en el propio bol estirándola un poco (como en la foto), que se genere un poco de tensión (1′)

pliegue

Ejecución del pliegue, estirando un poco la masa para facilitar la formación del gluten

4- No hagas nada durante 10′

5- Divide la masa en dos o tres porciones y guardalas por separado en la nevera, en bolsas individuales o tupers (untados con aceite) para que no se pegue la masa para pizza.

masa de pizza trabajada

Masa lista para ir a la nevera

 

6- Al día siguiente, o dos o tres días después (cuando te apetezca! el tiempo habrá amasado por ti) sacas la porción de masa de la nevera (habrá aumentado su volumen), ponla en la encimera con un poco de harina y estírala con los nudillos, con paciencia, hasta que quede de tu gusto de grosor y tamaño. Os recomiendo que cuanto más fina mejor.

7- Incorpora los ingredientes, a poder ser secos para que no mojen la masa

8- Horneamos 3′ en la base del horno (o en una piedra de horno) a 250º, en ese tiempo se dorará. Súbela entonces a la bandeja del hornoy hornéala otros 3-4′ por arriba hasta que los ingredientes estén listos.

9- Resultado: base crujiente, sabor intenso, relleno fundido…

 

Podéis ver todo el proceso de la masa para pizza, en este video hecho por nosotros:

 

 

Variante:

Si quieres hacer la masa de pizza para el mismo momento, necesitarás un pequeño amasado. Amásala 10 segundos, y déjala reposar 10 minutos. Repite el proceso y ya está (como ves, solo la amasas 20″). Luego simplemente deja fermentar la bola de masa en un bol tapado con un paño húmedo hasta que prácticamente haya doblado su volumen (1 hora aprox.). Estírala, y lista para hornear.