Por lo general, Florencia es una ciudad en la que se come bien. La gastronomía italiana es muy rica en sabores y en la capital de la Toscana hay muchos restaurantes entre los que elegir.

Una buena opción para  llenar el estómago por poco dinero es hacerlo en el mercado de San Lorenzo o en alguno de los establecimientos de “pizza a taglio” (pizza al corte) que hay repartidos por toda la ciudad. En cuanto a trattorias y restaurantes, estos son algunos de nuestros favoritos para comer en Florencia:

La Madia (Via del Giglio, 14) – Un encantador restaurante en la zona de Santa Maria Novella, en el que se pueden probar platos típicos de la gastronomía italiana en un ambiente acogedor.

Trattoria ZaZa (Piazza del Mercato Centrale, 26) – Un establecimiento en el que comer platos de elaboración casera que cuenta con una terraza en la que es muy agradable comer en verano.

Toscano (Via Guelfa, 70) – Una trattoria situada en el centro histórico de la ciudad, con una decoración ecléctica y un menú variado en el que destacan sus carnes.

Cibreo (Via a. del verrocchio, 8R) – Un restaurante en Florencia en el que no se sirven platos de pasta, pero en el que podrás probar todas las otras especialidades de esta variada gastronomía.

Golden View Open Bar (Via dè Bardi, 58R) – En Oltrarno, junto al Ponte Vecchio, ofrece unas vistas estupendas del puente. Algunas noches organizan conciertos de jazz.

 

Enoteca Pinchiorri (Via Ghibellina, 87) – Probablemente este sea uno de los restaurantes más distinguidos y más caros de Florencia. Si queréis daros  un capricho, está considerado uno de los mejores restaurantes de Italia.

 

Entre las especialidades típicas de la región que deberías probar durante tu viaje a Florencia están: los “crespelle alla fiorentina” que son canelones rellenos de espinacas y queso ricota, el  “risotto ai carcioffi”, el “osobucco alla fiorentina” que se sirve con espinacas o el “fegatto alla fiorentina” que es el hígado de ternera preparado con ajo y hojas de salvia. ¡Buen provecho!