Sabemos lo importante que es para ti, consentirte y consentir a los tuyos, tener todo listo para disfrutar de lo mejor y tener el mejor jamón ibérico en tu cocina para hacer de cada momento, una ocasión especial, es por eso que ponemos a tu disposición esta receta elaborada con los mejores jamones ibéricos, con los cuales puedes degustar de los platos que tanto te gustan y más si se trata de preparar una comida o cena especial con quienes tengan a bien visitar tu casa y compartir contigo algo tan especial, como unas croquetas de paleta o jamón ibérico.

 

En este caso las haremos con los recortes gruesos de una paleta ibérica. Si no tienes te recomendamos comprar paleta Guijuelo Justino Parra. Una de las mejores relación calidad precio.

Las croquetas de paleta o jamón ibérico son un excelente aperitivo, sin embargo puedes usarlas también como comida y son fáciles de preparar. Los ingredientes que se usan para 4 raciones, son los siguientes:

50 gramos de mantequilla, o de aceite de oliva.

70 gramos de harina, o un poco más si gustas que la mezcla te quede espesa.

250 gramos de jamón o  paleta, jamón u otros embutidos de Guijuelo

Un litro de leche, o un poco más si quieres que la mezcla te quede más fluida.

Media cebolla grande, o si gustas, una cebolla pequeña.

Nuez moscada y pimienta negra al gusto.

Un diente de ajo.

 

La preparación consiste en lo siguiente:

Haz uso de una olla dentro de la cual puedas derretir la mantequilla o calentar el aceite y una vez esté bien caliente, puedes verter la cebolla picada en trocitos muy finos.

Cuando tus trozos de cebolla estén transparentes, teniendo cuidado de evitar que lleguen a dorarse, será el momento de agregar tu jamón ibérico de confianza picado en trocitos pequeños y habrás de mezclar todo hasta el momento en el cual tengas una mezcla homogénea. En otra olla aparte, puedes poner a calentar la leche de modo que mientras preparas tu mezcla, por un lado, por el otro tengas la leche caliente cuando sea el momento de usarla.

En el momento en que esté lista la mezcla de aceite con cebolla y jamón, agregas en esta olla, manteniendo todo este tiempo el fuego encendido a una temperatura que no sea muy alta, la harina y la leche que ya debe estar caliente. Es importante que añadas estos ingredientes poco a poco a medida que vas removiendo la mezcla, con el cuidado de que no se formen grumos y dejas cocinar la mezcla unos 10 minutos, aproximadamente, tiempo en que debes remover la mezcla y añadir sal, nuez moscada y pimienta.

Para servir, puedes pasar tu mezcla a un envase que sea ancho y guardarlo en la nevera, para después tomar porciones de la misma y con un poco de harina, huevo batido y pan rallado, puedas freír la mezcla y degustarla con quienes quieras… ¡Buen provecho!