cafetera melitta

Como elegir la cafetera perfecta.

Esta mañana después de tomarme un café, cosa que necesito obligatoriamente para empezar a trabajar me puse a buscar una cafetera. La mía no da para más, es la típica cafetera italiana de aluminio, que se abombo el fondo y tarda 15 minutos en hacerme el café. No puedo perder tanto tiempo ni tanta energía.

 

Primero empecé a ver el tipo de cafetera que me voy a comprar, tenia dudas entre la misma o una de estas que hacen café americano. Finalmente me decante por la de jarra tipo americano ya que tomo bastante café y creo que este tipo de café saciará mis ansias sin consumir tanta cafeína.

 

Luego empecé a ver el modelo y la marca y como no me fui a una clásica la marca Melitta, descubrí además que es una firma americana creada en 1909 y una empresa que lleva haciendo cafeteras desde hace más de un siglo genera mucha confianza.

La historia es curiosa según parece una señora llamada Melitta Benz (¿seria la hermana de Mercedes Benz?) harta de beber café de baja calidad y después de unos viajes a Italia se decide a crear una cafetera de filtro que haga café con café molido. El resultado le agrado y en una año empezó a comercializar más de mil filtros. Ahora esta marca es la numero uno en Alemania y tiene fabricas por todo el mundo especialmente en Estados Unidos donde se utilizan en todos los bares, restaurantes, cafeterías, oficinas, hogares, talleres……..

 

cafetera melitta

 

Seguí investigando en la marca y en los productos de la misma y descubrí que hay cientos de cafeteras Melitta, cosa que por un lado me gusto y por otro me agobio un poco ya que no sabia decidirme cual debía hacerme el café todas las mañana.

La decisión de la compra de la cafetera se redujo a la mitad ya que esta marca tiene cafeteras de precios desde 25 euros hasta 200. Mi presupuesto rondaba los 60 euros y  mi duda estaba entre la Melitta Look Deluxe Edelstah, la Melitta Single 5 y Melitta 100801 BK Optima Timer. TRES MAQUINONES para hacer café americano.

 

La elección fue por que me gusto el precio y el diseño y ahora tocaba decidir por que adoptaría a una de estas máquinas y dejaría huérfana a la otra.

Las dos son maravillosas dan unas prestaciones como las de un coche de carreras pero el  diseño y la capacidad de la Melitta Look Deluxe Edelstah me hizo decidirme por ella.

Quizá la Melitta Single 5. me sea suficiente pero en su descripción pone que es ideal para singles me echo para atrás. Aunque realmente prepara hasta 5 tazas. Pero como siempre tengo invitados necesito unas poquitas más.

Después de toda esta investigación que me sirvió también para escribir este artículo mi mujer me pregunto y por que no te compras una de esas de Capsula. Mi respuesta fue:

Cariño soy una persona romántica y me gustan las cosas de toda la vida, no me compares una de capsulas que acaban de nacer que las genuinas de filtro que ya son abuelas.

gambones argentinos

Receta de Gambones argentinos guisados con vino blanco.

Hace poco publicábamos una receta de gambones argentinos a la plancha y nos preguntaron otras formas de prepararlos.

 

Pues una de las recetas más espectaculares que conozco son guisados con vino blanco.

 

Se pueden hacer enteros o pelados y en este caso vamos a hacerlos pelados, que es lo que hace de esta receta algo especial.

gambon argentino

Ingredientes:

  • Un kilo de gambones.
  • 3 dientes de ajo
  • Medio vaso de albariño
  • Un trocito de pimiento rojo
  • Un poco de perejil o cilantro picado. (al gusto)
  • Aceite de oliva
  • Azafrán

 

Lo primero es pelar los gambones, esto se hace a mano teniendo en cuenta que debemos tener en cuenta todos los factores de higiene obligatorios cuando vamos a manipular alimentos frescos, los que hayáis hecho un curso de manipulador de alimentos sabéis a lo que me refiero y si necesitáis o estáis interesados, en sacar el curso de manipulador de alimentos gratis, os recomiendo hacerlo en manipulador-alimentos.net.

 

Bueno pues lo importante es pelar los gambones y reservar las cabezas para hacer un caldo, una vez pelados los gambones debemos quitar la tripa negra que contiene arenas y fango. Esto es muy fácil tirando despacio de la tripa que se suele ver en la base de la cabeza, o haciendo una incisión en la mitad de la espalda del gambón y extraer la tripa por la misma.

 

Empezamos con el caldo al que echamos las cabezas un poco de agua y el vino. Podemos tostarlas previamente o cocerlas en el liquido a fuego lento.

 

En una pota de barro preferiblemente echamos los ajos y el pimiento cortado muy fino en daditos y sofreímos con un chorrito generoso de aceite de oliva virgen.

 

Mientras se pocha el sofrito apretamos las cabezas con una cuchara de palo, un mortero o lo que se os ocurra, colamos el caldo y lo reducimos un poco a fuego lento añadiendo el azafrán.

 

En el sofrito añadimos las colas de gambon argentino y vamos agregando el caldo a medida que vamos moviendo la cazuela para que ligue la salsa. Una vez tengamos las colas del gambon sobre una salsa, no espesa pero tampoco liquida (dejala reducir hasta que ligue un poco) echamos el perejil picado o el cilantro. Servimos a la mesa y podemos acompañarlo de una hogaza de pan, o introducir un poco de pasta en la misma cazuela. Hagas lo que hagas aprovecha ese caldo rico y sabroso que sacamos de las cabezas de los ricos gambones argentinos.

 

Un truco extra:

A las cabezas que te sobran aun puedes sacarles algo de partido, puedes pasarlas con la batidora otra vez con un poquito de Coñag o vino, Luego las cuelas y lo que te sobra lo puedes meter en el congelador. Tendrás un poquito de caldo para un arroz u otro plato, que siempre estará mejor que uno comprado de daditos.

Y si tienes gallinas no las tires a la basura dáselas que las comerán con gusto ya que las necesitan para crear la cáscara de sus ricos huevos.

 

Esperamos que os guste y si es así compartirla «porfa»