solomillo de cerdo

Cómo innovar en la cocina con las recetas de siempre

Últimamente tenemos en televisión una gran oferta de programas culinarios y, aunque la cocina siempre me ha encantado, le estoy cogiendo el gusto a cocinar muchos platos con ingredientes nuevos para mí y a incluir nuevos productos en mis recetas de siempre.

No hace falta ser un maestro de la cocina para hacer cosas distintas.  Yo sigo algunos blogs de cocina, recopilo recetas que me gustan y luego  intento innovar cuando las pongo en práctica y también brujuleo por distintas webs buscando algunos productos originales que den un toque especial a mis platos.

Innovar no quiere decir que tengamos que cocinar con nitrógeno líquido, simplemente es alterar recetas introduciendo alguna novedad. ¿Lo último que he hecho? Cocinar con mermeladas. He encontrado una gran variedad de mermeladas en la sección gourmet de Yodetiendas.com y estoy descubriendo que se pueden utilizar en muchas recetas del día a día. ¡¡Quedan unas salsitas para chuparse los dedos!!

Quiero compartir con vosotros una receta muy fácil y  riquísima y si la queréis hacer para una cenita con amigos, os hará quedar más que bien.  Ya sabéis que la forma de presentar o emplatar hace mucho.

SOLOMILLOS DE CERDO CON MERMELADA DE MELOCOTON A LA GINEBRA DE NARANJA

lolomillo-con-frutos-secos

Ingredientes para 6 personas:
— 4 solomillos de cerdo
— ½ bote de  mermelada de melocotón a la ginebra de naranja
— 150 ml. de vino oloroso
— 250 ml. de caldo de cocido
— Sal
— Pimienta negra
— Estragón
— Aceite de oliva

Preparación:

Salpimentar  y espolvorear con estragón los solomillos. Dorar en una sartén con el aceite de oliva.  Una vez dorados se añade la mermelada de melocotón a la ginebra de naranja, el vino oloroso y el caldo de cocido, si no tienes caldo de cocido también sirve caldo de verduras, (yo siempre tengo algún caldo en el congelador para los guisos).

Al principio, cocina a fuego fuerte pero en cuanto empiece a hervir baja el fuego pero sin que pierda el hervor.  Hay que dejar que la salsa se reduzca a la mitad y espese.

Como acompañamiento puedes hacer un arroz salvaje, rehogado con unas pasas y piñones.

Si quieres sorprender a tus amigos cuando les invites a cenar, recuerda que la presentación es importante.  Si lo sirves en una fuente filetea los solomillos y colócalos con un poquito de salsa por encima y el resto en una salsera y el arroz lo puedes servir en forma de corona.  La otra opción es emplatar en la cocina, sirviendo unos filetitos en cada plato con la salsa y el arroz lo puedes colocar con un aro y llevar el resto de la salsa a la mesa por si alguien quiere más.

croquetas de jamon iberico

Receta de croquetas de jamón ibérico.

Bueno más que una receta de croquetas de jamón ibérico, os daré la receta de la masa de croquetas, con un toque especial que hacen que mis hijos, se la coman sin rebozar ni freír.

Primero me gustaría comentar que esta receta es originaria de Francia pero se ha extendido a todo el mundo, con diferentes variantes. Pero hay que reconocer que las croquetas son un plato mundialmente famoso y apreciado.

Podéis utilizar cualquier jamón pero yo las suelo hacer, cuando termino uno de los dos jamones ibéricos que me compro al año.  (espero que algún día los beneficios de este blog me permita comprar tres al año.) (bueno para ser serio no son jamones, son paletas no me da para un jamón aun)

Ingredientes de las croquetas de jamón ibérico para 5 personas normales  y 2 como yo.

•  50 gr. de mantequilla (o aceite de oliva)
•  1/2 cebolla o una cebolla pequeña
•  1 diente de ajo
•  70  gr. de harina
(ojo esta medida es de referencia, mas sueltas menos , más espesas más.
•  250 gr. de jamón serrano (en casa nos gustan las croquetas cargaditas de jamón)
•  1 l. de leche  (mas o menos, a mi me gustan sueltas, sueltas)
•  Una pizca de nuez moscada, pimienta negra, o los dos
(al gusto, un día le echo de una, otro día de otro, soy un golfo, lo sé)

Para el rebozado, de estas ríquisimas croquetas de jamón
•  2 huevos
•  harina
•  pan rallado
•  aceite

croquetas de jamón

Si leéis esta receta espero que hagáis como yo cuando busco una receta por internet. La adapto a mis gustos y a los de mi familia.

Bueno empezamos cortando el jamón en tacos pequeñitos, magros mejor y con poquita grasa. Una vez cortados en un cazo calentamos la leche a fuego lento con el jamón dentro.
Lo dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos. Esto conseguirá que el jamón se vuelva mas jugoso y la leche tenga un saborcito a jamón increíble. Este truco no es mio pero pocas veces lo he visto y realmente es muy bueno.

Mientras esto se cuece, picamos la cebolla y el ajo y lo sofreímos, pochado a fuego muy, muy lento, con un chorritin de aceite, que no se nos queme ni se nos pase, amargará y quedará duro.

Una vez pochado el ajo y la cebolla echamos la mantequilla o el aceite, (con las dos cosas esta mas o menos igual y mi madre dice, que el aceite de oliva virgen es más sano).
Echamos la harina y la mezclamos bien, este es el punto critico, remueve, remueve y remueve, dale tiempo para que la harina se haga bien, si no es así, al final tendrá un sabor a papa de bebe.
Luego sin dejar de remover añade la leche poquito a poco y con paciencia, que no te importe si te cae algún tropezón del cazo, sigue vertiendo y removiendo a fuego lento durante 10 o 15 minutos hasta que veas que la masa esta bien ligada.

Importante, ¡no mejor! IMPORTANTISIMO, prueba un par de tropezones de jamón, Sólo por que te lo mereces y dale un sorbito a la copa de vino que tienes en la encimera.

Que larga me esta quedando la receta de las croquetas de jamon, Dios mío.  Intentare abreviar.

Bueno le echáis los tropezones y finalmente culmináis con la nuez moscada o la pimienta (lo que más os guste) .

Deja reposar la masa y si te ha quedado muy suelta métela en la nevera, una vez cuajada, moldea (esto es lo peor para mi, puedes utilizar el truco de bandeja y cortarlas en cuadrados) pásalas por harina, huevo y pan rallado. Fríelas en aceite bien caliente preferiblemente de oliva virgen.

Espera a que enfríen un poco que te conozco y te vas a quemar, sopla, sopla. 

Otras buenas opciones son las croquetas de pollo.

Si te gustó esta receta de croquetas de jamón, compártela, difúndela y disfrútala.

 

Conservas gourmet de Real Conservera Española

Os presentamos unas conservas de bandera de la Real Conservera Española

No somos nosotros muy de latas de conserva a la hora de consumir marisco gallego, pues preferimos comprarlo fresco. Pero hace unos días tuvimos la oportunidad de probar la gama de conservas gourmet de una fábrica de conserva un poco especial: Real Conservera Española. Se nota que llevan casi 100 años enlatando el mejor producto, y lo presentan en una serie gourmet muy variada. Además, se ve que el control de calidad en esa fábrica es excelente, con buenos profesionales. Pero vayamos uno a uno con los productos que pudimos catar:

conservas gourmet

Navajas al natural: sencillamente impresionantes. Duritas y sabrosas, ideales para una ensalada o para un picoteo festivo. Fue quizás el conserva gourmet que más nos gustó.

Almejas blancas al natural: de muy buen tamaño, muy ricas. Personalmente las habría preferido algo más pequeñas, pero es un gusto personal. Como en el caso de las navajas, no encontramos ni una arena, algo que se agradece.

Huevas de merluza: quizás porque hacía tiempo que no las comía, pero excelentes también. Con su toque de picante y su punto de cocción muy logrado. Ideales para unas tostas simpáticonas.

real conservera española

 

Ventrescas de atún blanco: en este caso, por debajo de lo que nos habría gustado. Bastante bien de textura, pero carentes del sabor intenso propio de una buena ventresca de bonito del norte, tan propia de esta época del año. En fin, que las tenemos comido mucho mejores.

Caviar de erizo: muy correcto, sabiendo a caviar de erizo y nada más, que es de lo que se trataba. En este caso hicimos un revuelto y una ensalada, y en ambos platos combinaron perfectamente.

Sardinillas: con las ventrescas, lo menos gourmet de todo el lote, lo que no quiere decir que estuvieran malas. Al revés, estaban ocho de diez, pero justo después de tomar las huevas de merluza, esperábamos algo a la altura.

Mejillones en escabeche: muy buen tamaño y muy buen escabeche. Correctísimos. Acabamos haciendo sopas en el escabeche, una de las más ricas conservas gourmet del lote. Aunque bueno, nosotros hacemos sopas en cualquier cosa la verdad.

Zamburiñas en salsa de vieira: como los mejillones, por encima de la media. La salsa muy sabrosa y las zamburiñas generosas y de buen tamaño.

 

conservas de calidad

 

En general, por lo tanto se trata de una gama de conservas gourmet de calidad alta, con una nota media de 8.5 en nuestra opinión, que no vale mas que la tuya que nos estás leyendo. Esperamos ya poder probar el resto de productos de la gama.