La mejor Torrija, en el concurso nacional de Torrijas de León

El pasado 31 de abril se celebró el II Concurso Nacional de Torrijas en León, en el que se premian las mejores del año. En esta edición se presentaron 42 participantes de diferentes provincias españolas con más de 70 propuestas para tomar parte enlas tres categorías del certamen: Torrija Tradicional, Torrija Salada y Torrija Innovadora.

mas-torrijas

torrijas3

Uno de los ganadores de este concurso es nuestro amigo Gonzalo Calzadilla, del Restaurante Goceco, en Fuenlabrada, quien presentó dos propuestas que resultaron galardonadas. Una de ellas, se trataba de una torrija salada basada en pan de algas sobre champiñón negro, que obtuvo el segundo premio. En la misma categoría, la ganadora fue Mercedes Valderrey, del Restaurante La Jouja.

campeonato-de-torrijas

En otra de las categorías del concurso, Torrija Innovadora, Gonzalo se alzó con el primer premio gracias a una reinvención de este postre. Su propuesta fue novedosa y sorprendente: una deconstrucción de torrija en la que el secreto, según explica, es “una buena infusión de canela” en lugar del tradicional remojado. La presentación, como suele caracterizar todas las elaboraciones de Gonzalo y del Goceco, es sublimey cuidada hasta el mínimo detalle. Espuma, gel, esferificación, infusión… Distintas técnicas culinarias unidas para elaborar un plato espectacular y conseguir el sabor de la torrija de toda la vida.

las-mejores-torrijas

Desde vinoycocina queremos felicitar a todos los participantes y ganadores del concurso y animarles a que sigan haciendo creaciones novedosas para que no dejen de sorprendernos. Y, sobre todo, hacer público nuestro reconocimiento hacia Gonzalo y felicitarle por el resultado de todo el tiempo de investigación y pruebas que ha invertido en conseguir tan magníficos platos.

pescado al horno

Lubina salvaje al horno con patatas

«Una vez más recibimos en vinoycocina.es la receta de un seguidor del blog, y de nuevo se trata de Carlos, el chico de Valladolid que hace unas semanas nos envió las fotos de sus estupendas chapatas. Como siga así, habrá que ir pensando en hacerlo redactor del blog! Esta vez se atreve a preparar un estupendo pescado al horno, una lubina salvaje, y por lo que se aprecia en las fotos, parece que no se le da nada mal. Bueno, os dejo la receta y las fotos que nos ha enviado para que juzguéis vosotros mismos: »

LUBINA AL HORNO CON PATATAS
Hace un par de días recibí un presente de un amigo pescador. Una lubina salvaje de aproximadamente unos 700gr. Lo vi claro, de este fin de semana no pasa… La lubina contiene entre un 2 y 5% de grasa, perteneciente al grupo de los pescados semigrasos y su carne es muy suave. Debido al bajo nivel de grasa que presenta es uno de los pescados más saludables, destacando también por su contenido en vitaminas del grupo B, potasio, fósforo y hierro.
Normalmente compro lubinas de piscifactoría de las que podéis encontrar en cualquier supermercado e igualmente válidas, con un tamaño más ajustado a la ración. En este caso pedir que la desescamen y evisceren, de esta forma la tendréis lista para cocinar. A continuación os comento como preparar este pescado realmente sabroso de una forma sencilla:

lubina al horno


Ingredientes:

– 1 lubina
– 1 cebolla
– 1 o 2 patatas
– 1/2 vaso de vino blanco
– Aceite de oliva
– Sal gorda
– 1 limón

Preparación de la lubina al horno:
-Precalentamos el horno a unos 190ºC.
-Pelamos y cortamos en rodajas las patatas (tipo panaderas) y las echamos en una sartén con aceite. No queremos freírlas del todo, solamente ablandarlas un poco para que luego acaben de hacerse en el horno. Una vez las tenemos listas las ponemos en la fuente a modo de cama sobre la que posteriormente irá la lubina. Se puede añadir una cucharada de aceite antes de depositar las patatas.
-En esta misma sartén y aceite, pochamos la cebolla y el diente de ajo. No tenemos prisa, por lo que a fuego lento, como aquellos bailes románticos en las fiestas del colegio…
-Salamos por dentro y fuera la lubina y la colocamos sobre la base de patata. Cortamos el limón en rodajas y colocamos un trozo bajo el opérculo y alrededor del pescado. Posteriormente, añadimos ½ vaso de vino blanco.
-Introducimos en el horno aproximadamente unos 25 minutos.
-Añadir el sofrito de cebolla y ajo cuando queden unos 10 minutos para retirar la fuente. Interesa homogeneizar todos los sabores pero no queremos que el sofrito se nos queme.
-Echamos un ojo de vez en cuando para comprobar que todo está en orden. El pescado está en su punto cuando se separa fácilmente de la espina central. El color de los ojos se presenta de color blanco.
Ahora sólo queda disfrutar del momento…espero que os haya gustado y que os animéis a probarla.
Hago un guiño a mi madre puesto que fue ella quien me guio en el mundo culinario y en particular a probar por primera vez con esta receta.

comprar lubina salvaje

Gracias Carlos por tu receta de pescado al horno (lubina salvaje). Si os ha gustado por favor compartirla.

 

arroz con pulpo

Arroz con pulpo cocido y vegetales

Arroz con pulpo y muchos vegetales. Ideal para los niños.

Arroz con pulpo una receta que  no la encontrareis en ningún otro sitio, pero os garantizo un éxito rotundo y además es muy fácil de preparar.
Suelo hacerla para mis hijos que les encanta el pulpo, pero no tanto el calabacín y como prácticamente desaparece entre el arroz, lo comen sin enterarse.

Ingredientes para cuatro personas.
-. Medio pimiento Rojo
-. Una cebolla
-. Medio calabacín
-. 5 dientes de ajo
-. 4 tomates.
-. 300 gramos de arroz.
-. 1 pulpo de 1,5 kg.
-. Aceite de oliva
-. Sal
-. Una pizca de pimienta negra.
-. Azafrán o colorante alimenticio.

 

vegetales cortados para el sofrito

 

Primero prepararemos el pulpo.

Hace ya algún tiempo tenia ganas de probar a cocer el pulpo sin agua, hoy es ese día.

De todos modos podéis cocerlo de modo convencional como toda la vida. Puedes ver como hacerlo en este artículo.

 

pulpo cocido sin agua

 

Después de lavar el pulpo se mete en una tarterita con un pelín de agua en el fondo, se tapa y se deja cocer unos 30 o 40 minutos, en mi caso como era la primera vez le di la vuelta. Como podéis apreciar en el video, suelta bastante agua que reservaremos para el arroz. El resultado buenísimo, no desprendió la piel y conseguí una textura estupenda al «dente» como a mí me gusta.

Empezamos con las verduras:
Troceamos todas las verduras finitas, excepto los tomates que los trocearemos en mitades quitándoles el corazón.
Pochamos la cebolla y el ajo y agregamos el pimiento, el calabacín y por último los tomates en mitades. Dejamos a fuego lento, hasta que este todo muy hecho y en este momento quitamos las pieles de los tomates como podéis ver en este video.

Cuando este todo desecho añadimos el arroz y removemos. Añadimos el caldo que nos sobro de la cocción del pulpo, agregamos sal al gusto (yo poca, quiero cuidar mi salud), rallamos con el cabezón una pizca de pimienta negra y por ultimo echamos el colorante o azafrán. También acepta una guindilla, si os apetece con un puntito picante. Seria arroz con pulpo picante.

 

sofrito para el pulpo

 

Ya para rematar echamos el pulpo cortado en los típicos daditos y removemos.

Es posible que el caldo se quede un poquito escaso, si es así hierves un poquito de agua y la añades si la necesita.
Debe quedarte jugoso y algo meloso, así que no te pases con el agua, vete echando poco a poco hasta que el arroz este al punto.

Cuidado si tienes invitados no le eches el arroz hasta que lleguen, si se retrasan será una desgracia. Un día os contaré lo que me pasó en un programa de televisión con un plato de «arroz con pezuño.» Tardamos más de la cuenta en servirlo y era una papa intragable.
Aun recuerdo algún comensal diciendo que estaba bueno simplemente para que yo no me echara a llorar. Jajajaja

He probado alguna receta similar en algunas arrocerías en Valencia, un lugar donde son unos auténticos «TITANES» preparando todo tipo de arroces, con los ingredientes más variopintos. Si sois unos apasionados del arroz no dejéis de visitar estas arrocerías Valencianas, disfrutaréis de lo lindo, os lo aseguro.

 

 

arroz con pulpo

 

Bueno espero que te guste esta receta de arroz con pulpo y si es así por favor compártela

www.vinoycocina.es

4.29/5 – 459 opiniones
fresas

Fresas estofadas y nata para unas tortitas.

¡Fresas y Tortitas que ríca combinación!

Hace unos días compré una caja de fresas, pensé que podía ser divertido hacer un estofado con ellas, una especie de mermelada de las de toda la vida y preparar unas tortitas para hacer mas divertida la merienda. Lo primero es hacer las fresas, que será la cobertura de la tortita. No pesé las fresas pero a ojo serían unos 300 o 400 gramos. Evidentemente las lavé bien y les quité el rabito (la hoja). las troceé para poder guisarlas mejor. En una cazuela ponemos una nuez de mantequilla a que caliente, una vez estuvo derretida incorporé las fresas bien escurridas, manteniendo el fuego medio-alto, sin llegar a que estuviese fuerte del todo y añadí una taza de azúcar (200grs). Es importante ir removiendo para que se mezcle bien el azúcar con las fresas y suelten todo el agua. A medida que se va cocinando, se queda una especie de sirope y se van ablandando las fresas. A mi particularmente me gusta que queden trozos de fruta entera y se vean por lo que trataba de no deshacer mucho. Cuando ablandadaron las fresas, eché un chorro de vinagre balsámico, potenciando el sabor de la fresa y dando unos toques de acidez que quedan estupendos. Es importante dejar reducir el vinagre para que sus aromas y sabores se queden en el guiso.
 
 

fresas

 
La nata es muy sencilla, yo os cuento como la hice, que fue a mano para que la textura fuese mas densa, no uso nunca máquina para levantar nata, pero por lo que tengo oído, la textura y densidad de la misma cambia bastante de hacerlo batiendo hacerlo con batidora eléctrica. Solo hacen falta tres cosas:
– Un recipiente que esté frío, muy frío (en mi caso una ensaladera de cristal que metí en el congelador).
– 250 grs de nata fría para montar (33% mínimo de materia grasa) y unos cien gramos de azúcar.
Paciencia, ganas y un brazo resistente (esto es lo mas importante).

A medida que vayamos trabajando la nata iremos viendo como se va volviendo densa. Cuando haya cogido cuerpo echaremos el azucar, no antes, ya tendrá una textura cremosa. Con el azúcar incorporado seguiremos batiendo hasta que nuestro brazo deje de responder o hasta que esté completamente montada. El momento de saber si la nata está lista es voltear el recipiente. si no se cae al suelo la nata, es que la tenemos lista (si se cae…. lo siento vamos a repetir desde el principio).

Por último es hacer la base, es decir, las tortitas o crepes. A mi particularmente me gusta que me queden gruesas. Necesitaremos 250 gramos de harina normal (no de fuerza), 4 huevos, azúcar y/o sal al gusto, 1/2 litro de leche entera y mantequilla. Hay gente que incorpora algún licor tipo ron u orujo, en mi caso no le eché nada de eso, pero si le puse un toque de cerveza, un chorrito, no se muy bien si es por tema de la levadura o que, pero venía en la receta que me pasó mi madre, y a una madre siempre hay que hacerla caso…. La harina conviene tamizarla, es decir, pasarla con un colador para que quede mas suelta, después se incorpora el resto de ingredientes hasta que queda una masa cremosa. En una sartén antiadherente pondremos mantequilla (si hemos echado azucar) o aceite de oliva (si hemos echado sal en la mezcla), y echaremos el equivalente a un cazo sopero, cuidado que no se pegue, ir cuajando hasta que se suelte la tortita de la sartén y darle la vuelta con cuidado.

Para montarlo simplemente echar las fresas en sobre la tortita y después una buena bola de nata. Se puede añadir de todo, caramelo, chocolate, canela, etc… lo que vuestra imaginación y gusto quieran. Tendréis un desayuno o merienda casero muy rico, creo que es el típico plato que a todo el mundo le gusta.
 
 

fresas estofadas

Buen provecho!