tarta de queso

Tarta de queso “Masterchef” por vinoycocina.es

Una rica Tarta de queso hecha en masterchef. Seguro que muchos de vosotros estaréis al tanto del nuevo reality de cocina que se
está emitiendo en televisión. Hablo de Masterchef.

En este programa, la eliminación de los concursantes se lleva a cabo mediante pruebas
de eliminación. Estas consisten en elaborar un plato o receta a partir de una serie de
ingredientes que desconocen hasta el mismo momento en que comienza la prueba.
Pues bien, el otro día la prueba consistió en elaborar una tarta de queso a partir de
los ingredientes que la dirección del programa les dio: queso tipo filadelfia, masa
quebrada, unos huevos, azúcar, mantequilla, queso curado y torta del casar, y frutas
variadas y frutos secos para decorar… y creo que nada más.

Algunos de los concursantes hicieron buenas tartas, y otros no tanto, ya que nunca
habían hecho una tarta en su vida, así que les tocó improvisar. Yo tampoco hice nunca
una tarta de queso, así que pensé que si ellos pudieron, yo también podría. Iba a
hacer mi propia prueba de eliminación al estilo Masterchef.

Empleé los siguientes ingredientes:

– un poco de vainilla en polvo.
– una tarrina de queso de untar de las grandes.
– un buen trozo de queso curado de castilla.
– más o menos tres cucharadas soperas de azúcar.
– una masa quebrada de las que venden enrolladas en el súper.
– unas fresas para decorar.

-ah, y un brick de los pequeños de nata líquida.

El proceso fue fácil: precalenté el horno y le dí una primera horneada a la masa ya
estirada dentro del molde, previamente untada de mantequilla. Mientras tanto, batí
en un bol el queso fresco con los huevos, el azúcar, la vainilla y el queso curado rayado.
Cuando la masa estuvo dorada, vertí la mezcla encima, con cuidado de que no se
colara entre la masa y el molde y la metí de nuevo en el horno, una media hora a unos
200ºC. Supe que la tarta estaba lista cuando al clavarle un palillo, este salió limpio de
masa.

El toque decorativo lo di con unas fresas que cociné un ratito en almíbar hecho con
agua y azúcar.

Os dejo las fotos a ver que nota me dais. Y os dejo un reto. A ver quién se atreve y
hace la tarta de queso con los mismos ingredientes y nos manda las fotos. Ánimo!!!

tarta de queso

 

 

www.vinoycocina.es

4.39/5 – 432 opiniones

Vino Albariño Gundian, el mejor Albariño del mundo

Sí, el titular es llamativo «Vino albariño gundián el mejor del mundo» pero no deja de ser cierto, por lo menos este año y para la Denominación de Origen Rías Baixas.

En la Fiesta del Albariño de este año, además de hacer homenaje y degustación del vino albariño, se celebro una cata realizada por expertos, en la que el Vino Albariño Gundian se galardonó con el premio mejor Rias Baixas Albariño de este año.

Se cataron 61 marcas de Rias Baixas y el resultado final quedó de la siguiente manera:
Medalla de Oro otorgada a. Vino Albariño Gundián. De Adega Valdés.
Medalla de Plata otorgada a, Aravo. De bodegas Beira Aral.
Medalla de Bronce otorgada a, Lagar de Costa, de Dolores Fontán Limeres

albariño gundian

Cabe destacar que normalmente esta cata tiene 12 finalistas pero curiosamente debido a un empate entre varios vinos, este año los finalistas fueron 14.

Ahora nos toca a vino y cocina hacer la cata y decidir cual es el mejor vino albariño.

Partimos con tres botellas para cuatro y contamos con un ayudante que nos servirá el vino para «como profesionales» hacer una cata a ciegas.

El ganador, indudablemente Albariño Gundián. Y no hicimos trampa.

La conclusión a la que llegamos a nivel amateur, creemos que es un vino como los de antes, con poca acidez y sobretodo no excesivamente afrutado.

Hay que reconocer que los otros dos finalistas, tanto el Albariño Aravo cómo el Lagar de Costa se merecen estar entre los finalistas.

Concretamente el Albariño Arvo destaca por su cuerpo equilibrado y largo final, mientras el Albariño Lagar de Costa lo hace por su frescura y aromas de flores blancas y frutas de hueso.

Sin duda uno de los tres albariños mejores del mundo o por lo menos estamos  estamos ante unos de los mejores vinos Gallegos

Torrijas de cuaresma. Receta enviada por Amelia

Nuestra amiga Amelia nos ha enviado una receta de torrijas

He entrado en vuestro blog, a cotillear un poco, me gusta y si hay nuevas recetas que me gusten, las adopto….y.. ya he visto alguna….la de grelos por ejemplo…

Pues me atrevo a poneros una receta que igual conocéis y son las torrijas y así la comparto con vosotros.
Recuerdo que en mi casa se hacían unas con vino……. pues es un postre muy rico y fácil aunque pelín entretenido.

Yo las hago así:

torrijas-de-cuaresma-grandes

Ingredientes:

1 barra de pan grande
1 litro de leche
palitos de canela 3 ó 4
cáscara de limón y naranja
5 cucharadas de azúcar (al gusto)
canela molida y azúcar
2 huevos

Primero el pan, que tiene que ser pan con mucha miga, en Madrid lo hacen especial para los días de Semana Santa. Con una barra de las de siempre, que tenga miga eso sí, la dejáis de un día para otro en una bolsa de plástico y adquiere esa textura.
A continuación y una vez que tenemos el pan en rodajas, se merenga la leche con la canela en rama, la cáscara de limón y naranja y cuando haya hervido se le añade el azúcar y se deja enfriar.
Se empapan las rebanadas de pan poco a poco en la leche.
En otro cuenco bates los huevos y una vez empapado el pan en la leche y el huevo, se fríen en aceite caliente.
A continuación en otro plato haces una mezcla de azúcar y canela y remojas por ambos lados las torrijas recién hechas y ya están listas.
Además están buenísimas………

Pues si no la conocéis y os gusta estupendo.

No tenemos foto, pero os animamos a que hagáis la receta y nos enviéis una foto, con estas estupendas torrijas.

La rosca de Manuel.

Una vez más llegó la Pascua. Y como siempre se hizo en mi zona, los padrinos regalan a sus ahijados una rosca. Yo tengo de ahijado a Manuel, de diez años. Siempre le regalé la rosca, que como la gran mayoría de la gente, compraba en la panadería. Hace unos años, decidí que en vez de comprar la rosca, haríamos una rosca casera entre los dos. Así, aparte la satisfacción de comerse la rosca que el mismo había echo, pasaríamos la tarde juntos, preparando y amasando los ingredientes entre los dos.

Este año comenzamos a la mañana, comprando algunos de los ingredientes que necesitábamos  y dejando todo preparado para la gran amasada de la tarde. Al acabar de comer nos pusimos manos a la obra:. que si pesa la harina, que si derrite la manteca, amasa por aquí, un poco de harina por allá… Bueno, al final hicimos la rosca, la decoramos y para el horno.

Mientras se cocía, y para aprovechar un poco de harina y levadura que nos había sobrado, decidimos hacer también un bollo de pan con huevos. Se trata de un pan amasado con un poco de manteca, que por lo visto es común en Pascua en otras zonas. No se que tal estará de sabor, pero por lo de pronto, la pinta parece buena, no?

Bueno, os dejo las fotos de los resultados de la tarde como panaderos, a ver que os parece.

rosca-de-pascua1

 

Pimientos del piquillo rellenos de jamón ibérico.

En un articulo anterior hicimos croquetas de jamón ibérico, y nos sobró un poco de masa que tenemos en el congelador.
Si no las hicisteis podéis ver el articulo del las croquetas.

Ingredientes.
Masa de croquetas de jamón ibérico  (pincha en este enlace para ver la preparación)
Pimientos del piquillo enteros. (2 o 3 Por persona)
Tomate frito 5 cucharadas soperas
Nata (o Nata com Cogumelos Porcini de Parmalat*) 200ml
*Esta es una nata Portuguesa buenísima. Pero para que la receta sea un éxito con una simple nata de cocinar es suficiente.

pimientos-de-lpiquillof

Preparación 10 Minutos
En un cazo calentamos la nata 200 ml.
a fuego muy lento y le añadimos las 5 cucharadas de tomate frito.
Removemos para que no se nos pegue y tapamos.
Mientras tanto rellenamos los pimientos con la masa. Una vez rellenos los colocamos en el cazo donde tenemos la nata y el tomate para que se calienten simplemente, unos minutos.
Una vez estén calientes los pimientos se emplata y se echa la salsa por encima.
Luego si te apetece puedes echar perejil picado, orégano, albahaca  o alguna otra especia que creas que pueda quedar bien. Si echas perejil que sea seco, ya que el fresco si no se cocina un poco puede dar mucho sabor y no es agradable para todos los gustos.
Ser generosos con la salsa, es muy simple pero esta muy rica. Seguro mojarán sopas.
En una ocasión los he rebozado y no me gustó el resultado.
Quizá la salsa reblandece el rebozado. Si no los salseas, rebozados tampoco están mal.
Vamos a crear una categoría nueva a la que llamaremos, recetas rápidas.
Estas recetas serán platos fáciles de preparar, ya sean por que su proceso realmente es sencillo, o porqué utilizamos productos ya procesados o cocinados previamente.
Estos platos son ideales para cuando tenemos poco tiempo y queremos comer bien. O también en las ocasiones que tenemos invitados y no queremos estar mucho tiempo en la cocina.

Ejemplo:
Pimientos del piquillo rellenos
Pulpo con langostinos
Pulpo con almejas
Cordero al horno (sí, esta puede ser una receta rápida ya os contaré)

CÓMO COCER LOS ESPARRAGOS BLANCOS

Estamos en tiempo de espárragos blancos. Aprovechando que este fin de semana salieron los primeros del año y un lector de vinoycocina me regaló un manojo, esta noche los cocí para cenar. Habréis leído que se cucecen primero con las puntas fuera del agua 15 minutos, y luego se sumergen enteros, etc pero os voy a decir como los hago yo, mucho más rapido, se gasta menos energía y menos tiempo. Muy fácil, primero se limpian con un pelador, de la cabeza al pie, con cuidado de no romperlos. La punta no hace falta pelarla. Luego se lavan bien debajo del grifo. Ponemos agua con sal en la express, los metemos, tapamos y dejamos que suba. Mantenemos 2 minutos a 2 arillos, y dejamos que enfrié. Ya está! Quedan al dente. Si los prefieres que de deshagan un poco más, dale otros dos minutos, pero no te lo recomiendo.

como-cocer-los-esparragos

Luego se pueden dorar un poco en la sartén, o como en mi caso aliñarlos con un chorro de aceite de oliva virgen extra de la región de Tras os Montes (Portugal), y estragón espolvoreado, para darle un toque fresco y para mantener la cena ligera. Además, lo mejor es comerlos con un huevo frito o a la plancha, como el de la foto, e ir mojando el espárrago en la yema. Por último, unas hojas de lechuga de casa (también las primeras de año) y unas olivas aliñadas, la combinación perfecta!

Los espárragos blancos y los espárragos verdes son una verdura muy perecedera y es aconsejable tomarlos el mismo día que se recolectan.

www.vinoycocina.es

4.29/5 – 318 opiniones

Cabrito al horno en La Casona de Riaza.

Aprovechando el fin de semana, decidí hacer una escapada gastronómica en las proximidades de Madrid. Buscaba algún sitio donde poder comer algún asado y que tuviese algo interesante que visitar. Barajé distintas probabilidades a una distancia de en torno a una hora u hora y media, para que no fuese muy pesado. Lugares como Segovia, Ávila o Toledo los descarté por ser mas turísticos y grandes, buscaba algo mas tranquilo… finalmente decidí vistar Riaza en la provincia de Segovia.

Me habían recomendado el restaurante La Casona, y bueno, las opiniones que había leído por internet me echaban un poco atrás, aunque al final decidí reservar allí.

El restaurante está  ubicado en un antiguo palacete, un edificio grande y decorado sobriamente, sin excentricidad. Típica decoración de asador castellano. La carta no es muy amplia, se basa sobre todo en asados, aunque también había un par de platos de fondo basados en pescado. No hay muchos entrantes, algún revuelto, sopas y alguna ensalada. Eso si surtidos de ibéricos no faltan.

asador-la-casona

Para empezar, pedimos unos pimientos asados y boletos al pil pil, que los tenían fuera de carta. Como plato fuerte íbamos con la intención de comer asado, nos daba igual cordero que cochinillo… y al final no pedimos ni lo uno ni lo otro, nos decantamos por el cabrito. Por comentar un poco los platos puedo decir que todos fueron correctos tanto en la elaboración como en la ración. Los pimientos estaban bastante buenos, pero la presentación resultaba demasiado pobre, apenas un poco de aceite y algo de cebolla en juliana, no obstante la calidad era buena. Los boletos me sorprendieron, normalmente los he comido a la plancha, brasa o risotos… el guiso hecho con ellos tipo pil pil, me resultó bastante bueno sobre todo por la salsa, mencionar que la ración era generosa para dos personas. El cabrito sencillamente muy bueno. Para bañarlo no pedí mas que una copa de vino, que había que conducir, me ofrecieron un Mauro, el cual acepté gustoso. De postre pedí leche frita para compartir, era casera, muy buena pero me resultó caro ya que eran dos porciones sin ningún tipo decoración en el servicio, únicamente puesto en el plato (por los casi siete euros pido aun poco mas de esmero).

A la hora de pagar, incluyendo cafés, salió la comida por noventa euros (dos personas). Bajo mi punto de vista es razonable tanto por la calidad de los platos como por la cantidad, aunque si es cierto que si nos atenemos a ciertos detalles como la presentación o el servicio tal vez se un poco caro. ¿Recomendaría el restaurante? Para comer un asado si. ¿volvería otra vez? Probablemente si.