cerveza

Ya sabéis que nos gusta la cerveza y en este blog hemos hablado de muchos tipos de cerveza “industrial” pero hoy queremos hablaros de la nueva moda de la creación de cerveza artesana. Si estas pensando comprar cerveza artesana debes tener en cuenta una serie de cosas básicas para que no te lleves sorpresas, te explicaremos cuales:

El tipo de fermentación.
Básicamente existen tres tipos de fermentación Ale, Laguer y lambic. Lo normal en una cerveza artesana, es que la fermentación sea la Ale, esto quiere decir que la temperatura de fermentación es alta y las levaduras que comen azúcar y lo transforman en gas y alcohol mueren “rápido” y da como resultado una cerveza dulzona, afrutada y de trago corto. La mayoría de cervezas industriales y sobre todo las cañitas son de fermentación laguer a una temperatura más baja y esto nos ofrece cervezas mas frescas menos dulzonas y de trago largo. Es decir muy refrescantes. En cuanto a la Lambic es una cerveza de fermentación espontánea a la que no se añaden levaduras y nos ofrecen un sabor peculiar, asidrado y dulzón.

El tipo e Lúpulo
El lúpulo es el que le otorga el amargor y sabor a la cerveza. Una cerveza con un lúpulo Bitter es una cerveza amarga, pero si es Bitter, Bitter. Controlar de lúpulos es muy complicado ya que existen muchos tipos, haciendo cerveza es como realmente acabas entendiendo un poco del tema lúpulo.

El Cocinero Cervecero.
Este es el punto más importante, el artesano debe tener experiencia en este campo. Cada maestrillo tiene su librillo, a mi me gusta ver que un Cervecero artesano tiene muchas recetas. Pueden estar todas malas pero por lo menos ha trabajado y ha probado multitud de formas e ingredientes para hacer sus cervezas.

Los distribuidores
Si buscas un buen distribuidor de cerveza online tendrá que explicarte en la ficha del producto todo el proceso de elaboración, su color, el estilo, los ingredientes, su nota de cata y sobre todo su temperatura de consumo ya que cada cerveza tiene unas características especiales que se aprecian a una determinada temperatura e incluso al tipo de copa o jarra en la que se sirva.

Anímate a probar cervezas artesanales te sorprenderán, muchas por malas y muchas más por muy muy buenas.