A unos diecisiete kilómetros del sur de Madrid hay un pequeño establecimiento en el que podemos descubrir el significado de la palabra Cocina sin necesidad de recurrir a ningún diccionario. Digo pequeño por las dimensiones del local, porque sin duda es grandísimo en cuanto a gusto, conocimiento, servicio y lo que a nosotros mas nos importa en el blog…. en la calidad de los platos que ofrecen. El gastrobar Goceco, ubicado en Fuenlabrada, es para mi “El Restaurante”. Si, El Restaurante, con mayúsculas y sin ningún añadido mas. Desde que fui la primera vez hace ya unos tres años, invitado en una celebración familiar, se ha convertido para mi en un lugar de culto, en el que cada vez que lo visito, además de asegurarme que voy a comer bien, encuentro una nueva sorpresa. Cada elaboración es única, la presentación, el sabor, el aroma, la textura… unido a lo acogedor de la decoración, el trato del pesonal, el cuidado por los detalles, hacen que una simple comida o reunión resulte una gratificante experiencia.

restaurante en madrid

En Goceco además podemos disfrutar de algunas elaboraciones de forma rápida, sin tener que entrar al salón y hacer una comida al uso. Hay una excelente muestra de su tipo de cocina en los aperitivos que ofrecen en barra. El simple hecho de tomar bocado apetitoso y cuidado con un bermú, vino o cerveza hace que quieras llegar media hora antes que el resto de comensales cuando quedas allí para comer o cenar, de hecho yo si tengo la reserva de mesa a las tres de la tarde, procuro estar allí una hora antes. Sólo en este caso tolero la impuntualidad.

restaurante goceco

Como el refranero es sabio, recurriré a él: “una imagen vale mas que mil palabras”, en esta entrada ya tenemos cinco mil con estos maravillosos platos y presentaciones. Estoy convencido que sólo viendo las fotos ya entendéis mi debilidad por la cocina de César y Gonzalo.

la foto 2

la foto 3

la foto 4