Todos los domingos en mi casa, el desayuno se convierte en uno de los momentos más especiales de la semana. Es uno de esos días en los que se juntan las tres cosas que más nos gustan, la familia, cocinar y comer. Siempre toca algo especial un súper-batido de frutas, tortitas con nata o chocolate, cruasanes e incluso una vez nos atrevimos a hacer donuts, (no salieron muy buenos la verdad). Pero este domingo la receta que tocó fueron churros, y quiero compartirla con vosotros y contaros algunos trucos para que os salgan como el de las churrerías, Recuerdo la empresa de maquinas de churros Inblan, instalando una moderna maquínaria que les hacía a los trabajadores el trabajo mucho más sencillo y con un proceso de calidad óptimo. suelen hacer un mejor producto del que podemos conseguir en casa. El prensado, las grandes freidoras y la experiencia churrera hacen de esta receta sencilla y de pocos ingredientes un verdadero placer para nuestros sentidos. Aún recuerdo cuando vivía en Madrid y los domingos me acercaba a una churrería en Lavapiés que hacía unos churros y unas porras tan ricas, que se hacía una gran cola para pillar un cartucho de churros, que cortaban con unas tijeras.

Bueno al grano que la receta de los churros es lo que os interesa, y que conste que es una de las recetas  más sencillas que os podéis imaginar.

churreras

Ingredientes:

Existen recetas que utilizan mantequilla, azúcar, levadura, pero esta que os dejo es la más sencilla del mundo.

 

Una taza de harina de trigo (de pastelería da buen resultado)
Una taza de Agua
Una pizca de sal
Aceite de girasol
Azúcar al gusto.

 

Preparación:

En primer lugar calentamos el agua con la sal una vez caliente le añadimos la harina y removemos enérgicamente hasta que no se aprecie ningún grumo. La masa tendrá que ser consistente. La dejamos reposar unos minutos.

Si disponemos de una churrera casera como es mi caso, llenamos la churrera prensamos y cuando salga el primer churro volvemos a cargarlo en la churrera. Con esto conseguirlos prensar bien toda la masa.

Cuando se trata de locales grandes se trabaja con la maquina industrial para hacer churros, pero siempre podemos respetar la misma receta antes mencionada ya que los ingredientes son los mismo.

Si no tenemos churrera hay quien utiliza una manga pastelera. Yo nunca lo he hecho y desconozco el resultado.

 

Bueno pues aquí viene uno de los trucos:

Ponemos a calentar el aceite (en freidora mejor, pero yo lo hago en una sartén). Después de probar muchos aceites el que mejor resultado me da es el de girasol, e incluso el de maíz, mucho mejor que el de oliva.  No sé por qué, supongo que un análisis científico de Ferrán Adriá nos puede dar la respuesta pero en mi caso es por eliminación, siempre me salen mejor con el aceite de girasol.

Y una vez fritos y doraditos los espolvoreamos con azúcar blanco o moreno. Ya sólo nos queda hacer un chocolate, leche caliente, o lo que nos apetezca para acompañar.

churros

No nos quedarán como en una churrería industrial pero estarán muy buenos